Lhardy, así se reinventa el icónico restaurante para abrirse a todas las edades

·5 min de lectura
Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy

La cifra mágica con 183. Son los años que el restaurante Lhardy lleva haciendo historia en Madrid. Abrió sus puertas en 1839 y estos casi dos siglos de historia culinaria lo convierten en uno de los templos gastronómicos indispensables de la capital, toda una institución de la que solo pronunciar su nombre inspira respeto, tradición y muy buena cocina clásica. Pero los tiempos han cambiado y, tras caer en manos de Pescaderías Coruñesas hace un año en un momento de crisis, ha renacido y se ha reinventado.

Siguiendo con las fechas, en este 2022 podemos decir que hemos estrenado un nuevo Lhardy pero se renueva manteniendo su esencia y su clase. Y sin perder esa historia que envuelve al restaurante -que casi es un museo- y que le dan ese aura mágica y llena de misterio que tan atractiva nos resulta. Cuenta la historia, y Benito Pérez Galdós en los 'Episodi0s Nacionales', que fue al marqués de Salamanca quien le dio fama al celebrar en este restaurante refinado y afrancesado que había abierto en la corte un suizo el banquete del bautizo de su hijo en 1841.

Desde entonces entre sus paredes no ha dejado de pasar la alta sociedad de cada época, desde reyes a los políticos españoles más relevantes de los últimos dos siglos -¡Ay si supiéramos lo que allí se ha negociado y de lo que se ha hablado copa en mano y todo tipo de platos en la mesa!-... y en esta nueva etapa el objetivo es seguir haciendo historia y democratizarse para regalar experiencias a todo tipo de personas, desde esas personas a las que les gusta comer muy bien en un ambiente de historia y lujo a los jóvenes que buscan comenzar a disfrutar de toda la gastronomía.

Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy

Una cocina renovada

Cuando pises Lhardy, te parecerá que nada ha cambiado, pero es solo una sensación más que nada visual. Las principales novedades han llegado en la mesa con su propuesta gastronómica. Con el producto más top como emblema, en la carta del restaurante vas a encontrar los platos de corte clásico que han marcado su historia, pero perfeccionados a través de la mejor materia prima.

En esta parte de la propuesta tienes el Solomillo Wellington -con patatas a la inglesa y cuya cobertura de hojaldre es completamente artesana y elaborada por el equipo de cocina de Lhardy- un plato que vas a encontrar en los todos restaurantes de moda revivido como tendencia gastro; el mítico Pato Canetón de las Landas asado a la naranja, que es una receta propia y centenaria: o la una extraordinaria perdiz escabechada con pamplinas.

Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy

Entre los nuevos platos que coronan una carta redonda, vas a encontrar soberbios bocados como el Salpicón de bogavante gallego, las Almejas de Carril a la sartén con Palo Cortado; el Lenguado Evaristo al Champagne... sin olvidar el toque "coruñesas" con su famoso salmón ahumado.

Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy

Con la llegada del verano, Lhardy ha ampliado la carta y ha lanzado algunos platos de temporada como el siempre refrescante Cóctel de gambas, Mejillones de Bouchot con salsa marinera y lemon grass, Cebolletas francesas glaseadas o el Mero salvaje con tallarines de calamar y espárragos trigueros, entre otros.

Otro mítico, el cocido madrileño

Es uno de sus platos históricos, por lo que muchos reservan en el restaurante. El cocido madrileño de Lhardy (que sirven en 3 vuelcos) está entre los mejores cocidos de Madrid e incluso los turistas nacionales y de fuera lo piden para cenar durante todo el año. Y de sus ollas también sale el material para elaborar unas maravillosas croquetas, otro básico que debes probar sí o sí.

Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy

Todas esta propuesta se completa con una vibrante mesa de quesos que es la envidia de muchos restaurantes de Madrid tras la que se encuentra Abel Valverde, quien fuera responsable de la famosa mesa de que quesos del desaparecido Santceloni y una excelente bodega de vinos, con referencias de todo el mundo en las que se combinan bodegas contemporáneas y tradicionales, y una parte especialmente dedicada a los vinos de Jerez. Y algo muy interesante, y es que venden buenas referencias por copa.

En cuanto a los postres, muchos son auténticas obras de artesanía. El responsable de esta sección es el llamado "el chef del cacao", Ricardo Vélez, y en la carta dulce vas a encontrar delicias como el Milhojas de crema con ganache de vainilla montada, la Torrija à la minute con bola de helado de vainilla, El Goloso del Chef del Cacao o el mítico Soufflé de Lhardy que tienes que probar al menos una vez en la vida.

Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy

Un local icónico, casi un museo

Como te hemos comentado antes, si ya ha estado antes en Lhardy pensarás que no hay cambios en el interiorismo, aunque sí, pero son muy sutiles. La esencia deco de este restaurante de alta cocina se mantienen, con sus elegantes salones, muebles de colección, cristalería antigua y vajilla de plata. El objetivo es mantener su valor histórico, que es elevadísimo, mientras disfrutas de un ambiente elevado y de mucho lujo pretérito pero relajado a la vez, en salones donde también se respira romanticismo y elegancia.

Para acceder al restaurante, que está en la primera planta, antes tienes que pasar por la tienda, situada a pie de calle, donde podrás curiosear y comprar todo tipo de delicatessen.

Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy
Photo credit: Lhardy

Y una última cosa, no tengas vergüenza en recorrer el restaurante y descubrir todos sus rincones, y si los jefes de sala o camareros pueden, estarán encantados de contarte sus historias para que regreses a casa con una experiencia inolvidable.

C/ Carrera de S. Jerónimo, 8. Madrid.
Tel. 915 21 33 85
Web: www.lhardy.com
IG: @casa_lhardy

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente