La realidad de las personas mayores LGTBI, volver al armario pasados los 50

Este 2019 que ahora acaba fue el año en el que desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) han promovido y llevado a cabo una campaña, Mayores sin armarios, para visibilizar la situación de esta parte del colectivo y mejorar su situación de discriminación y soledad. Como colofón, este lunes dieron a conocer las conclusiones de un informe realizado a partir de 145 encuestas que demuestra que aún queda un largo camino por recorrer en este sentido.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) ha presentado un informe en el que desgrana la situación de soledad y vuelta al armario de los mayores LGTB. (Foto: Getty Images)

En los últimos doce meses, desde 2019 FELGTB han luchado por visibilizar a una parte del colectivo que ve cómo a la triste realidad que viven las personas mayores condenadas a la soledad se le suma el hecho de una discriminación que les obliga a volver al armario del que tanto les costó salir por la época en la que nacieron y al que se ven condenados a regresar cuando superan los cincuenta.

En el mencionado informe, recogido por eldiario.es, se explica que el perfil de los afectados es el de hombres y mujeres que nacieron durante la dictadura y tuvieron que vivir en la sombra sufriendo tanto la exclusión como la persecución por unas leyes que les penalizaban por ser quienes eran.

“Vinimos al mundo en una sociedad hipócrita; sin maricones y travestis. No existíamos. Estábamos escondidos para no ser fichados por la Policía, para no perder nuestros trabajos…”, ha contado una de esas personas, Pedro Antonio Beguería, a eldiario.es. Vivieron y crecieron en una etapa de la historia en la que no les permitían ser ellos mismos y ahora, en su edad madura, dice el informe, “se enfrentan a nuevos armarios y a violencias y discriminaciones” por la falta de unas medidas que les amparen y tenga en cuenta su situación.

Los datos obtenidos señalan que el momento en el que han sido más visibles ha sido entre los 31 y los 50 y que cumplido el medio siglo la visibilidad decae. “La visibilidad cae a partir de los 50 años, lo que lleva acarreada una mayor vulnerabilidad y un mayor rechazo. Es difícil de aceptar en una sociedad que ha avanzado y que es cada vez más diversa. ¿Qué estamos haciendo mal o qué mensaje le estamos lanzando a nuestros mayores?", señala Jennifer Rebollo, gerente de la FELGTB.

Y cuando entran en la tercera edad, el panorama que ofrecen las residencias de ancianos no es el más inclusivo en muchos casos, como denuncian. De ahí que, como recuerda eldiario.es, la Fundación 26 de Diciembre haya puesto en marcha un proyecto de apertura de una residencia de mayores no heterosexuales y trans en Madrid.

Si la soledad es uno de los males que aqueja a los mayores en España, con el 22,9% de quienes tienen más de 65 años viendo solos según datos del CSIC y el INE, la cifra se dispara hasta el 51% en el caso de personas LGTBI según el informe de la FELGTB. Esto se debe, en parte, al hecho de no tener hijos en muchos casos, pero también al rechazo sufrido por la familia. El 40% de personas del colectivo con más de 55 años vive en soledad, recoge RTVE citando el mismo estudio, y de ese porcentaje el 60% son hombres gais (60%).

Más historias que te pueden interesar: