Leo Harlem tiene razones para estar en la luna de Valencia

·5 min de lectura

Cada uno recoge lo que siembra. Si siembras trabajo, recogerás éxitos. Un refrán muy manido, pero con el que no puedo estar más de acuerdo para aplicar a Leo Harlem. El próximo 16 de noviembre este cómico cumple 60 años en un marco profesional inigualable. Y es que tiene unas cuantas razones para estar las nubes ya que actualmente experimenta una segunda juventud televisiva. Recientemente se ha estrenado en Movistar+ un monólogo con el que celebra dos décadas sobre los escenarios y, asimismo, se ha anunciado que ficha como colaborador fijo de La noche D. Igualmente será el próximo invitado del programa Mi año favorito.

©Movistar+
©Movistar+

Hacer reír a los demás me parece uno de los oficios más complicados del mundo así que desde hace años admiro profundamente el derroche de energía y entrega de Leo Harlem. Concretamente desde que consiguió sacarme las primeras carcajadas como monologuista de El club de la comedia y especialmente como comediante de El club del chiste. Mira que en este programa de Antena 3, emitido entre 2010 y 2013, contaban chistes grandes profesionales de la comedia como Yolanda Ramos o David Amor, pero recuerdo que yo siempre me quedaba prendada de la gracia de este leonés criado en Valladolid. A veces hasta sus silencios entre frases y expresiones fáciles exageradas me divertían más que aquello que contaba.

En cuanto la fama televisiva tocó la puerta, Leo Harlem aprovechó la oportunidad colaborando en el icónico formato Sé lo que hicisteis… allá por 2011 y en el programa de corte cómico de Televisión Española (TVE) Se hace saber entre 2013 y 2014. Igualmente se erigió como uno los humoristas más solicitados del divertido espacio Me resbala de Antena 3 y también intervino en el emblemático Zapeando. Incluso en 2018 se coronó como uno de los colaboradores habituales de La noche de Rober junto a José Corbacho, Silvia Abril y Anna Simon. En 2020 además fue elegido presentador de El paisano, un rol que anteriormente desempeñaron Pablo Chiapella, Eva Hache, Edu Soto y Jorge Cadaval.

Pese a que en los últimos años a Leo Harlem no le ha faltado trabajo delante de las cámaras, sobre todo en la gran pantalla donde ha aparecido en comedias como Padre no hay más que uno (2019), Hasta que la boda nos separe (2020), Padre no hay más que uno 2: La llegada de la suegra (2020) o ¡A todo tren! Destino Asturias (2021), lo cierto es que ahora puede esbozar su sonrisa más sincera y satisfecha. Porque sigue encadenando proyectos que se tornan especialmente reveladores para quienes seguimos de cerca su carrera.

El pasado 1 de abril se estrenó en Movistar+ Leo Harlem, 20 años no es nada con el que el cómico celebra sus veinte años de carrera humorística sobre los escenarios. Este especial fue grabado con público el 9 de marzo en el Teatro Rialto de Madrid y de primeras me recordó al espectáculo Odio de Dani Rovira que se lanzó mundialmente en Netflix en 2021. Personalmente disfruté más con el monólogo del malagueño, pero lo cierto es que el humorista de 59 años también consigue abstraer de la cargante realidad con sus anécdotas y, sobre todo, logra algo más importante que es poner en valor su carrera artística.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

En este especial disponible en la plataforma de pago Leo Harlem profundiza en temas como su infancia, su adolescencia, su primer trabajo o su experiencia como actor en el cine con la chispa que le caracteriza. De todas formas, esta vez hay que tomarle en serio porque hay más verdad en las palabras que pronuncia de la que aparentemente parece dado que expone cómo pasó de ser alguien anónimo a convertirse en uno de los cómicos por excelencia de nuestro país. Dicho de otro modo, cómo dejó de vaciar barriles para llenar teatros.

Y es que a Leo Harlem la popularidad televisiva le llegó relativamente tarde puesto que primero trabajó como panadero de los 16 a los 28 y de ahí a los 40 años se ganó la vida en un bar de Valladolid. Es decir que, si no fuera porque sus amigos enviaron una actuación grabada a El club de la comedia, posiblemente jamás hubiera dado el pistoletazo a la carrera humorista que ocupa sus días bajo un alias que, por cierto, en el espectáculo explica de dónde viene.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Además de este recorrido autobiográfico lleno de humor, que al fin y al cabo es su vida contada en primera persona, Leo Harlem tiene otros proyectos televisivos a punto de caramelo que confirman el clímax de su trayectoria mediática. Entre ellos, se antoja como el fichaje perfecto para la tercera temporada de La noche D. Próximamente este formato de humor regresará a la cadena pública repleto de novedades. La principal es que Eva Soriano asume las riendas tras las dos tandas anteriores lideradas por Dani Rovira.

A Eva Soriano, reciente finalista de Tu cara me suena 9, le acompañarán un plantel de colaboradores de lujo: Chenoa, quien curiosamente se dio a conocer en TVE como concursante de la primera edición de Operación Triunfo en 2001, Florentino Fernández, que en el año del estallido de la pandemia del coronavirus se coronó como el segundo finalista de la quinta edición de MasterChef Celebrity, y Leo Harlem. Este último aterriza en el programa con una misión muy particular como una suerte de corresponsal del pasado, es decir, se ocupará de abordar la nostalgia con humor.

©Movistar+
©Movistar+

Seguro que Leo Harlem se desenvuelve como pez en el agua en este programa que aboga por un entretenimiento blanco e ingenioso. No obstante, antes de su regreso a la cadena pública, le veremos el 20 de abril en Mi año favorito. Curiosamente Dani Rovira abandonó La noche D para afrontar nuevos retos profesionales como este formato de Movistar+ que copresenta junto a Arturo González-Campos y que ahora contará con el cómico como invitado.

Además de Leo Harlem visitarán el plató la actriz Antonia San Juan y el escritor Pepe Colubi en una entrega centrada en el año 1980 con la que, desde luego, echaremos la vista atrás a acontecimientos, personajes, música e imágenes relevantes que se expondrán desde el punto de vista de las vivencias personales de los invitados.

En suma, Leo Harlem abraza una realidad meteórica que ya quisieran para sí muchos compañeros de profesión.

Más historias que te pueden interesar:

Imágenes: ©Movistar+

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente