Leipzig consigue el primer título de su historia tras obtener la Copa de Alemania

·2 min de lectura

La vitrina de trofeos ya no estará más vacía en RB Leipzig. Es que, en el Estadio Olímpico de Berlín, los Toros Rojos vencieron a Friburgo en los penales, luego del 1-1 en tiempo regular, para conquistar la Copa de Alemania y alzar así su primer trofeo en la alta competencia.

Los equipos de la Bundesliga no dieron lugar al análisis, pese al clima de partido decisivo, y dejaron marcadas sus posturas desde el inicio: los de Domenico Tedesco tomaron la iniciativa mediante la posesión de la pelota, mientras que los Buitres apostaron mantener el orden, con sus líneas juntas.

Fue entonces, a los 19 minutos, que los Baden-Wurtemberg rompieron el cero con un gran gol. De un control fallido de Roland Sallai, en la puerta del área, Maximilian Eggestein vio la oportunidad y sacó un preciso remate, de zurda, a la esquina izquierda.

Apenas convirtió el alemán, el suspenso abundó se hizo presente por la revisión del VAR a raíz de una mano previa del húngaro en la recepción del balón. Sin embargo, el árbitro, Sascha Stegemann, convalidó la anotación.

De inmediato, el conjunto de Tedesco intentó responder para equilibrar las cosas, nuevamente, y avisó mediante Christopher Nkunku, pero un defensor rival evitó que el esférico culmine en la red.

Al marcador adverso, se le sumó un nuevo obstáculo a Leipzig en su búsqueda de la igualdad: la expulsión de Marcel Halstenberg. En un contragolpe del equipo de Christian Streich, el zaguero cortó una clara jugada de gol y vio la roja, a los 57'.

Sin embargo, los Brasileños de Brisgovia estuvieron lejos de sacarle jugo al hombre de más y prefirieron ceder la pelota. Pero su idea les jugó en contra y Leipzig aprovechó para empatar. Al minuto 76, Nkunku apareció por la izquierda del arco y la empujó al fondo de la red.

Reconfortados por la igualdad, los Toros Rojos se mostraron mejor en el cierre pese al hombre de menos y estuvieron cerca de la remontada con un remate que pasó muy cerca de Dani Olmo, a metros del arco. Sin más, la definición se fue a tiempo extra.

Los últimos treinta minutos fueron muy parejos, por lo que los equipos no pudieron evitar que llegara el turno de los penales. Allí, Leipzig fue sumamente eficaz con sus ejecutantes y aprovechó los yerros de Gunter y Demirovic para quedarse con el título.

De esta manera, RB Leipzig se tomó revancha de los dos intentos fallidos en 2019 y 2021 y por fin pudo obtener la Copa.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente