Legalización del aborto: diferencias y similitudes con el proyecto de 2018 y cuándo llegaría al plenario

iProfesional
·4 min de lectura

Una vez más el Congreso de la Nación es el foco de las miradas de muchos argentinos y argentinas.

En los últimos días tuvo lugar -y todavía continúa- un debate importante en las comisiones de Legislación General, de Legislación Penal, de Mujeres y Diversidad, de Acción Social y Salud Pública. Se trata del proyecto por la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que el día 10 de diciembre llegará al plenario de la Cámara de Diputados para su debate. La fecha no es un detalle menor: el 10 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos, y es un día icónico para quienes defienden este proyecto y buscan su aprobación.

Cabe recordar que en junio de 2018 un proyecto similar obtuvo la media sanción de la Cámara de Diputados, hecho que fue celebrado en las calles y en el recinto por muchos legisladores, pero semanas después se topó con un no por parte del Senado. La cámara compuesta por 72 senadores, por entonces presidida por Gabriela Micchetti, debatió el proyecto durante la noche del 8 de agosto, pero finalmente no le dio su aprobación.

En el 2020, año particular y difícil si los hubo en la Argentina y en el mundo, el proyecto volvió a presentarse. Esta vez llegó de la mano del Ejecutivo, quien cumplió con la promesa de campaña de llevarlo al debate parlamentario.

Qué diferencia a este proyecto del que se presentó en 2018

"No tiene muchas diferencias", explica Eva Mieri, concejala por el Frente de Todos en el partido de Quilmes.

"Se plantea [el aborto] hasta la semana 14, tiene el beneficio de que a las menores hasta 13 años pueden hacerlo sin el permiso judicial de un mayor", amplía la responsable provincial del Frente de mujeres de La Cámpora.

Además, señala que se reglamenta la objeción de conciencia personal, que faculta a los especialistas que tengan una postura contraria a la interrupción del embarazo para que puedan evitar hacer esa práctica. Es importante aclarar que la objeción de conciencia no es institucional ni de servicio, sino personal. ¿Qué significa esto? Que los médicos pueden interponer su conciencia y sus pensamientos para evadir la práctica del aborto, pero las instituciones no pueden hacerlo. De hecho, la concejala del partido del sur bonaerense precisa que se debe dar lugar a la elección de la mujer "en menos de diez días".

El tratamiento en Diputados y en Senadores

Tal como se mencionó, en 2018 el proyecto obtuvo la media sanción en la Cámara de Diputados, donde la votación finalizó con 129 votos a favor y 125 en contra. Casi dos meses después, los senadores no lo aprobaron, algo que se esperaba podía suceder.

En el debate actual, la situación es algo diferente. La concejala Mieri considera que "está bastante complicado en Diputados, nosotros estamos haciendo los números permanentemente". Agrega, además, que "todavía hay muchos diputados y diputadas que se muestran como indecisos, sobre todo los que representan a algunas provincias".

En este sentido, convocó a la juventud, a "esa maravillosa ola verde que se creó en 2018 y que gracias a su presencia en la calle fue posible que varios votos se dieran vuelta y que se llegara a la media sanción".

Esta es una de las imágenes del Congreso durante el debate en 2018
Esta es una de las imágenes del Congreso durante el debate en 2018

Esta es una de las imágenes del Congreso durante el debate en 2018

Las manifestaciones actualmente son algo más complicadas de lo normal, dada la situación que atraviesa la Argentina en relación al coronavirus. Sin embargo, Mieri reforzó la idea de que es necesario "respetar las medidas de seguridad, respetar el distanciamiento social, pero estar en la calle". Señaló que "el día 10 tenemos que convocarnos todas y todes a la calle porque si no salimos no sale". Esta última es una consigna que desde su espacio están impulsando a través de las redes sociales con el lema "sale si salís".

En relación al Senado, la representante del Frente de Todos considera que "hay más posibilidades que hace dos años". En este sentido, destacó la importancia que cree que tiene la presencia de la actual vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado. "Tenemos en la presidencia del Senado a una compañera que desde hace dos años sostiene que tiene que ser ley, nos apoya y puede dar las garantías de que salga", destacó.

¿Cuándo puede llegar el proyecto al debate en la Cámara de Senadores?

"Puede llegar a Senadores antes de fin de año si se dan los tratamientos y el ingreso correspondiente una vez aprobado en Diputados", explicó. Es importante tener en cuenta que los tiempos legislativos se pueden dilatar un poco y el proyecto podría llegar más adelante, en los primeros meses de 2021. "Hay tiempo hasta febrero para poder tratarlo", mencionó Mieri, aunque enfatizó que espera que pueda ser antes de fin de año.