Laura Matamoros y Daniel Illescas: problemas en casa, sonrisas en Instagram

Laura Matamoros y Daniel Illescas: problemas en casa, sonrisas en Instagram

Los dos influencers cuelgan fotos de su vida ideal juntos pero, al parecer, la realidad de su pareja es distinta. La prensa se hace eco de las constantes discusiones entre Laura Matamoros y Daniel Illescas fuera del idílico mundo de Instagram.

De profesión, influencer. Son muchas las adolescentes que crecen deseando ser influencers en redes sociales e incluso hay cursos para aprender esta nueva profesión que tanto dinero da a cada foto que cuelgas.

Laura Matamoros, hija del colaborador televisivo Kiko Matamoros que ha sido operado recientemente, dedica su vida a la moda y, sobre todo, a Instagram. Ella es consciente de que trabaja de influencer y, por lo tanto, las marcas le pagan para que anuncie sus productos online.

Ahora hace seis meses, Laura cayó rendida a los pies de otro influencer, Daniel Illescas. Fue a finales de febrero cuando Matamoros confesó que volvía a sentir las mariposas en el estómago y eso que hacía un mes escaso que se había separado del padre de su hijo, Benji Aparicio.



Ya se sabe, cuando el amor llama a tu puerta siempre hay que dejarle entrar pero ahora hay quien cuestiona la relación idílica que Laura y Daniel pasean por redes sociales. Sus perfiles de Instagram están llenos de fotos en solitario pero también de fotos de besos, sonrisas, complicidad y abrazos en pareja.

Viéndoles en Instagram cualquiera diría que son la pareja ideal pero, ¿hasta qué punto es cierto? Según publica Look, no es oro todo lo que reluce. Ahora Daniel se ha mudado de Barcelona a Madrid para vivir con Laura y eso ha hecho que la cosa se complique.

El citado medio explica que “la convivencia está siendo más complicada de lo esperada entre ellos. Prueba de ello fue la monumental bronca que tuvieron durante la boda de María Pombo, una discusión delante de muchos testigos y que terminó con ambos llorando y totalmente distanciados.”

Y prosigue: “Aunque esta ha sido la más llamativa de sus peleas por el marco en el que ocurrió, no ha sido la única. Fuentes de toda solvencia aseguran que los desencuentros entre ellos son una constante y que incluso durante su reciente viaje a Argentina, del que han compartido algunas imagenes idílicas a través de sus perfiles en redes sociales, han tenido problemas.”


El mundo influencer, así como el del famoseo en general, a veces peca de vivir una vida paralela de cara al aparador. Los influencers cobran por vender felicidad al fin y al cabo aunque después, en la intimidad de su hogar, se ahoguen en lágrimas.

Quiero pensar que Laura Matamoros y Daniel Illescas están enamorados y que su romance no es una estrategia de marketing para redes sociales porque, de ser así, sería bastante triste. Aunque, por otra parte, podemos tomarlo como que son actores 3.0 que simulan vidas que no tienen para inspirar a los demás y embolsarse un dineral, al fin y al cabo, es su trabajo, ¿no?

Una cosa está clara, el chico se ha ido a vivir a casa de Laura Matamoros y eso no creo que venga en ningún contrato así que, a pesar de esas peleas constantes que comenta la prensa, quizá el amor acaba anteponiéndose.

¿Qué opinas de la relación idílica de Daniel y Laura en redes? ¿Será cierta o puro marketing?