Laura Matamoros, en urgencias antes de salir de cuentas

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Laura Matamoros está contando las semanas que faltan para ver la carita al que será su segundo hijo. Hasta hace poco, la influencer podía presumir de estar teniendo un embarazo maravilloso sin complicaciones, ni molestias. Sin embargo, ahora que está en la recta final y ha superado los ocho meses de gestación, Laura Matamoros ya se queja de los dolores de espalda provocados por el embarazo, así como de la acidez de estómago. Además, la hija de Kiko Matamoros confesaba también hace poco que no podía más con "el agotamiento físico y mental" que sentía y que le llevaba a necesitar desconectar también un poco de las redes sociales.

Photo credit: Instagram Laura Matamoros
Photo credit: Instagram Laura Matamoros

Sin embargo, justo ha sido gracias a las redes sociales que hemos podido saber el nuevo problema de salud de Laura Matamoros. Y es que la influencer subía un stories desde la sala de urgencias de un hospital. A pesar del susto inicial, la hermana de Anita Matamoros, con la que se reencontraba hace poco, confirmaba que se trataba solo de un resfriado que, eso sí, le estaría danto bastantes problemas. "Se me ha pasado todo al pecho y estoy K.O", escribía Laura en la foto.

Photo credit: Instagram Laura Matamoros
Photo credit: Instagram Laura Matamoros

Poco después y ya fuera del hospital, Laura Matamoros tranquilizaba a sus seguidores con otra foto esta vez desde el sofá ya en su casa para explicar que no había contraído el coronavirus. "Lógicamente me han hecho la prueba COVID y he dado negativo, que muchos ya estáis alertándoos", explica.

Además, aprovechaba también para informar del tratamiento que le habrían mandado en urgencias para combatir el resfriado estando embarazada: "Mucho reposo, agua y paracetamol". Unas indicaciones médicas a las que Laura Matamoros unía las suyas propias: "pelis, manta y más pelis".

Lamentablemente, no es la primera vez que la influencer tiene que acudir a urgencias en los últimos días, aunque, eso sí, la vez anterior fue por otro motivo muy diferente. Laura Matamoros tenía que llevar a su perro a urgencias para que lo viera el veterinario porque estuvo "todo el día vomitando y con diarrea". Y es que Laura además de cuidarse en esta recta final del embarazo, también tiene que cuidar a su hijo Matías y a su mascota, una perrita llamada Pipa, de quienes presumía también en sus redes sociales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente