Laura Escanes habla de la infidelidad

laura escanes
Laura Escanes se moja sobre ser infielGtres

Laura Escanes siempre ha estado en boca de todos por su trabajo como una de las influencers más importantes de nuestro país y también por su relación con Risto Mejide, pero últimamente su ruptura y que le hayan relacionado recientemente con el cantante Álvaro de Luna está copando más titulares que todo lo demás. A pesar de todo, ella continúa con su agenda y con su vida como si nada, y hace unos días se dejó caer por el podcast de tres conocidos youtubers donde no ha tenido problemas al hablar de infidelidades.

Loa presentadores del podcast 'Club 13 - Goorgo, Nil Ojeda y Werlyb- han puesto en común una conversación muy recurrente sobre si alguien pondría los cuernos a su pareja por una cantidad de dinero desorbitada, en concreto 10 millones de euros. Tras un incómodo debate en el unos lo harían de cabeza y otros se lo pensarían mucho, Laura tenía claro que "depende de los pactos a los que llegues con tu pareja". Por ejemplo, si su pareja se encuentra con su 'crush', como Jsutin Bieber o el famoso que más le gusta del mundo, y tuviera una oportunidad, ella tiene claro que es algo que perdonaría: "Es que si no lo hace me cabreo", ha confesado tajante, añadiendo también que hay parejas que hacen una 'lista de excepciones' con las que podrían poner los cuernos a sus respectivos en caso de tener una hipotética oportunidad con sus 'crushes'.

laura escanes en el podcast club 113
Gtres

Con el tema del dinero, ha querido ser más comedida: "Es venirte muy arriba decir sí o no sin entrar en matices, porque es muy compleja la situación", refiriéndose a matices el hecho de poder contárselo a su pareja o que no se entere: "Imagínate que tu pareja ha estado en tus peores momentos, ha estado contigo por ejemplo en el hospital. ¿Se los vas a poner y no se lo puedes contar? No podría vivir con eso", ha confesado.

¿Cómo vive Laura la maternidad con su hija, Roma?

La influencer tampoco se ha cortado a la hora de hablar de su hija, Roma. Ha revelado en este podcast que la maternidad, sin duda, es algo muy estresante: "Yo siempre he tenido claro que quería ser madre, pero no sabía cuándo. Eso sí, lo que he vivido, y lo que vivo... no se puede explicar. Es muy duro y lo he pasado muy mal. He tenido muchos miedos. Ya no sólo pienso en mí. Antes era más egoísta, pero ahora todo lo que haga o diga sé que le puede afectar a ella de alguna manera, y me castigo mucho por eso. Nadie te enseña a ser madre, y si la cagas, la cagas con lo que más te importa en el mundo", ha revelado antes de poner un símil que todo el mundo entenderá: "Alguien me dijo que es como poner una olla a presión en el fuego y que siempre está pitando, que en cualquier momento puede explotar".

Laura no es diferente a otras madres, y además de esos miedos, también tiene una preocupación muy típica de madre: "Es esa sensación de no saber si lo estás haciendo bien o mal. ¿Le estoy dando todo lo que necesita? Porque a lo mejor yo le estoy dando lo que creo que necesita, y luego resulta que precisa otra movida", ha dicho.