Laura Escanes desvela algunos 'secretos' de su maternidad

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

  • La mujer de Risto Mejide, con quien comparte casi todo hasta el gimnasio, ha desvelado algunos secretos de su maternidad.
  • La 'influencer' aprovechó que su hija Roma se echaba la siesta para contestar a las preguntas de sus seguidores.


Laura Escanes ha utilizado su perfil de Instagram para responder a las curiosidades de sus seguidores que ya son más de 1,5 millones en esta red social. Aprovechando que su hija Roma, se había quedado dormida, la mujer de Risto Mejide se sometió a las preguntas de sus 'followers' quienes quisieron saber, entre otras cosas, si haría publicidad de productos de alimentación pero, sobre todo, quisieron saber cosas sobre su embarazo y su papel como madre primeriza. Laura, que no le está dando el pecho a la niña, tiene claro que no se siente mal por no usar la lactancia materna y bromeaba con que estaba preparada para la lluvia de críticas que le iban a caer por su 'no' arrepentimiento. "Venga, preparada para recibir todos los #malamadre posibles", dijo.

Photo credit: @lauraescanes - Instagram

A la pregunta de "¿Te ayuda Risto con los biberones?", la 'influencer' fue clara y contundente en su respuesta. "No me ayuda. Es su responsabilidad igual que la mía. Cuando decimos '¿te ayuda tu marido?' estamos dando por hecho que esa labor corresponde a la mujer", respondió tajante. ¡Bien por Laura!

Photo credit: @lauraescanes - Instagram

Laura también explicó el estilo de vestir que han elegido para su hija Roma, que cumple cuatro meses el 2 de febrero. "No somos para nada clásicos vistiendo a Roma. Prefiero chándales, leggings y cosas cómodas tanto para ella como para nosotros", comentó y desveló la gran pregunta sobre su embarazo: cuántos kilos había engordado. "17 kgs y me he recuperado rápido (estamos en ello). Comía bien, hacía ejercicio y engordé 17 kgs. Pero tenía mucha retención de líquidos", contó. A principios de diciembre, Laura volvió a hacer ejercicio y desveló que todavía le sobraban cuatro kilos para llegar al peso previo al embarazo.