Las sustancias químicas de los protectores solares dejan ‘niveles inseguros’ en sangre tras su uso

Los protectores solares químicos contienen filtros que absorben la radiación ultravioleta y evita daños en la piel [Foto: Getty].

Las sustancias químicas presentes en los protectores solares pueden ser absorbidas en sangre en cantidades que superan los niveles seguros, según sugiere una investigación.

Los protectores son conocidos por evitar daños en la piel ante la exposición a rayos ultravioleta, lo cual puede provocar cáncer de piel. Sin embargo, son muchos los que cada vez están más preocupados por las sustancias usadas en las fórmulas.

En un estudio de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), 48 voluntarios se aplicaron uno de cuatro productos sin nombre 13 veces durante cuatro días.

Tras una sola aplicación, los análisis de sangre mostraron la presencia de cuatro sustancias en niveles que excedían el umbral de seguridad de 0,5 ng/mL de la FDA.

Los protectores solares con sustancias químicas contienen filtros que absorben la radiación ultravioleta para evitar daños en la piel.

Si bien son efectivos, cada vez se pone más en duda su seguridad.

A modo de referencia, se les pidió a los voluntarios que se aplicaran una loción, un aerosol, un pulverizador o difusor en el 75 % de su cuerpo.

Los análisis de sangre se orientaron a buscar la concentración de seis sustancias: avobenzona, oxybenzona, octocryleno, homosalato, octisalato y octinoxato.

Los resultados, publicados en la revista JAMA, revelan que todas las sustancias superaron los niveles seguros en al menos una de las fórmulas del protector.

El caso del oxybenzono fue más pronunciado, con unos niveles de 258,1 ng/mL después de aplicarse la loción y 180,1 ng/mL con el aerosol.

La avobenzona estuvo por debajo de los niveles seguros tras usar el aerosol (3,5 ng/mL), sin aerosol (3,5 ng/mL) y con difursor (3,3 ng/mL).

Sin embargo, llegó a 7,1 ng/mL tras aplicar la loción.

Las concentraciones también aumentaron día a día, “lo que sugiere acumulación en sangre”.

Al séptimo día, todas las sustancias quedaron por encima del umbral de la FDA, y el homosalato y la oxybenzona persistieron hasta el día 21.

Las evaluaciones de la piel revelaron que los ingredientes también se encontraban “en la superficie”.

En un editorial relacionado, científicos de las Universidades de Texas en Austin y California en San Fransisco dijeron que la piel puede actuar como “depósito para la absorción en marcha”, incluso luego de dejar de aplicarse el protector solar.

No advirtieron preocupaciones de seguridad inmediatas, aunque 14 de los participantes desarrollaron una erupción cutánea.

Sin embargo, vincularon la oxybenzona y el homosalato a la alteración hormonal.

Faltan datos sobre sustancias “múltiples” en lo referido al cáncer, los riesgos reproductivos y de desarrollo, escribieron los autores de la FDA.

Sin embargo, insisten en que los resultados “no indican que la gente deba abstenerse de usar protector solar” antes de que se lleven a cabo más investigaciones.

El editorial relacionado añadió que los beneficios del protector solar pueden ser mayores que los riesgos, lo que podría variar según el tipo de piel y la frecuencia de aplicación.

Por ahora, “el protector solar debe seguir siendo un elemento imprescindible para protegerse contra los rayos ultravioleta”, agregó.

El profesor Antony Young, del King’s College de Londres, dijo: “En términos generales, existen cada vez más pruebas de que los protectores aplicados en la piel pueden penetrar en la circulación sanguínea”.

“El problema es que no sabemos cuáles son los efectos para la salud”.

“A partir de los datos limitados que tenemos, no hay pruebas de que los protectores solares tengan efectos en la mortalidad”.

“Este no será un campo de investigación fácil en humanos por varias razones, como por ejemplo, que los protectores solares contienen muchos filtros ultravioleta”.

“Si se usan correctamente, los protectores solares son una forma excelente de prevenir los efectos adversos de los rayos ultravioleta a corto y largo plazo”.

El profesor Rob Chilcott de la Universidad de Hertfordshire añadió: “También hay que considerar que el estudio se realizó contemplando las peores situaciones posibles en términos de cantidad de protector aplicado en la piel”.

“En realidad, la cantidad de protector aplicado sobre la piel por los usuarios probablemente sea menor y una parte se perderá entre cada aplicación”.

Alexandra Thompson