Las palabras más duras de Antonio David contra Rocío Carrasco

No se muerde la lengua y menos cuando opina sobre la madre de sus hijos. El caso es que Antonio David Flores lleva en cólera desde la semana pasada, cuando leyó en Lecturas que Rociíto atravesaba serios problemas económicos. Según dicha revista, la presentadora tenía todos sus bienes embargados y disponía de más deudas que pelos en la cabeza: 900.000 euros a la Comunidad de Madrid y casi 170.000 euros a Hacienda. Más de un millón, que se dice pronto.

Pero lo que más le duele a Antonio David es que que todas las propiedades del matrimonio estén puestas a nombre de Fidel Albiac. Pero, ¿por qué? “De ser cierto, estaríamos hablando de un alzamiento de bienes de libro y será Hacienda quien tendrá que pronunciarse sobre eso”, responde el ex guardia civil.

Además, lanza otro dardo al actual marido de la madre de sus hijos: “Después de 17 años que lleva sin trabajar, me sorprende que esa casa esté a nombre de esa persona. Lo que tengo muy claro es que, cuando estuve casada con ella, no me aproveché de ella ni de su patrimonio. Lo que esté haciendo él, en su conciencia queda”.

Eso sí, el también colaborador de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ no piensa quedarse con los brazos cruzados: “Si ella quiere descapitalizarse poniendo las cosas a nombre de un tercero, no dudaré en actuar en los tribunales en defensa de los derechos de mis hijos, que estarían siendo privados de lo que les corresponde como herederos legales que son”.

Sorprende que la presentadora se enfrente a estas cuantiosas deudas cuando hace sólo una década que recibió una jugosa herencia de su madre, Rocío Jurado, fallecida el 1 de junio de 2006. Entonces, Carrasco se hizo cargo de todos los derechos de autor de la cantante –9 películas y 27 discos–, además de varias viviendas y una finca en Chipiona. “Cuando ella percibió el millón y algo de euros de la liquidación por la venta del chalet de la Moraleja podría haber liquidado esa deuda”, sentencia Antonio David.

El ex guardia civil aprovecha la ocasión para meter más leña en su guerra con Carrasco. “La boda fue por amor a las finanzas”, dice del reciente enlace con Fidel Albiac. Además, revela que “hace tres meses” que el hijo pequeño, David, de 17 años, “no ve a su madre ni habla con ella”.