'Traumas mínimos' como estornudar o cargar peso causarían fracturas de la osteoporosis

Ciertos gestos cotidianos podrían generar micro-traumas que desembocan en fracturas osteoporóticas. Nos lo explica uno de los mayores especialistas en salud de la mujer

Más de cuatro millones de mujeres y cerca de un millón de hombres en España padecen osteoporosis. La mitad de las mujeres mayores de 50 años tendrá una <a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/a-menos-que-empieces-a-cuidarte-este-es-el-futuro-083444208.html?guccounter=1" data-ylk="slk:fractura de cadera, muñeca o vértebras;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link">fractura de cadera, muñeca o vértebras</a> según datos de la Sociedad Española de Reumatología. (Getty Images)
Más de cuatro millones de mujeres y cerca de un millón de hombres en España padecen osteoporosis. La mitad de las mujeres mayores de 50 años tendrá una fractura de cadera, muñeca o vértebras según datos de la Sociedad Española de Reumatología. (Getty Images)

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa que predispone al debilitamiento de los huesos y a un aumento del riesgo de fracturas, lo que nos impide envejecer de forma saludable.

En este escenario, los huesos se hacen porosos y frágiles, favoreciendo la aparición de fracturas que causan dolor y complicaciones en la salud, generando mucha invalidez. Las fracturas pueden estar ocasionadas por traumas mínimos, como puede ser un estornudo, coger peso, un pequeño golpe o una caída desde la propia altura.

Los expertos señalan que cuando aparece la primera fractura, el riesgo de que se produzcan nuevas aumenta de manera exponencial. Concretamente, el riesgo de tener una segunda fractura se multiplica por 3. Padeciendo ya dos, el riesgo de una tercera se multiplica por 5.

Afecta en mayor medida a las mujeres

Por cada hombre, hay 7 mujeres que padecen osteoporosis. La forma más común es la postmenopáusica. ¿El motivo? El descenso en la producción de los estrógenos, las hormonas sexuales femeninas de las que depende, en gran medida, la masa ósea depende.

Como estas se dejan de producir en la menopausia, se genera una pérdida de calcio que propicia la aparición de osteoporosis.

Diversos estudios estiman en un 40 por ciento el porcentaje de mujeres mayores de 50 años que va a tener alguna fractura osteoporótica a lo largo de su vida. Es en esta etapa de la vida de la mujer cuando suele comenzar la osteoporosis como enfermedad crónica e invalidante, afectando a una de cada dos mujeres postmenopáusicas.

“El problema es de tal magnitud que, en nuestro país, se calcula que hay incluso más personas con osteoporosis que con diabetes”, asegura el Dr. José Luis Neyro, especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Cruces en Bilbao.

Los expertos destacan la posibilidad de controlar esta enfermedad por medio de una adecuada concienciación social, que conlleva la práctica de ejercicio (especialmente beneficios a partir de los 45 años) y la psicoterapia. (Foto: Getty)
Los expertos destacan la posibilidad de controlar esta enfermedad por medio de una adecuada concienciación social, que conlleva la práctica de ejercicio (especialmente beneficios a partir de los 45 años) y la psicoterapia. (Foto: Getty)

El componente genético, un estilo de vida sedentario, la baja ingesta de calcio, un déficit crónico de vitamina D, el consumo de productos osteo-tóxicos (como el alcohol, el tabaco o un exceso de café o té), el tratamiento con corticoides o con inhibidores de la aromatasa son los principales factores de riesgo asociados a la aparición de esta patología en la mujer, señala el experto.

El papel de la hormona D

Conocida como vitamina D, esta hormona juega un papel muy relevante en la salud ósea, modulando la expresión de más de 200 genes, entre ellos los encargados de la absorción del calcio en el intestino. En este sentido, el déficit de vitamina D favorece la pérdida de la densidad mineral ósea (al compensarse ese déficit de absorción liberando calcio del hueso), aumentando así el riesgo de sufrir osteoporosis.

“Los franceses llaman a esta enfermedad la amenaza silenciosa. A veces, si no pensamos en ella, puede sorprendernos la primera fractura, sin haber siquiera pensado en el estado de la masa ósea. El objetivo de los especialistas es el de adelantarnos a la primera, centrándonos en factores fundamentales como es la vitamina D, la responsable del mantenimiento de unos huesos sanos y resistentes”, explica el Dr. Neyro.

Un estudio realizado en el sur de España determinó que casi un 40 por ciento de las mujeres atendidas en una consulta de osteoporosis tenían concentraciones plasmáticas de 25(OH)D deficitarias. En ellas, el déficit de esta hormona D incrementó por 4 el riesgo de padecer osteoporosis.

Los especialistas consideran de alta importancia identificar a aquellas mujeres susceptibles de riesgo de osteoporosis, para que se les realicen las pruebas pertinentes de control y seguimiento. Dada la gran relación que existe entre niveles deficitarios de hormona D y osteoporosis, parece necesario vigilar los niveles de esta hormona con el fin de lograr una optimización del estado de la misma.

<em>"Las Unidades de Fractura de Medicina Interna de los hospitales son vitales para centralizar la detección, el tratamiento y el seguimiento de los pacientes que ingresan con fracturas vertebrales, de cadera u otras”,</em> explica el doctor Ósca Torregrosa, de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). (Foto: Getty)
"Las Unidades de Fractura de Medicina Interna de los hospitales son vitales para centralizar la detección, el tratamiento y el seguimiento de los pacientes que ingresan con fracturas vertebrales, de cadera u otras”, explica el doctor Ósca Torregrosa, de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). (Foto: Getty)

Por otro lado, hay personas con más riesgo de padecer fracturas por osteoporosis, como las que tienen enfermedades como la diabetes o aquellas que precisan tratamientos con corticoides. Ambas son extremadamente peligrosas para la masa ósea.

“Está demostrado que los pacientes con más riesgo cardiovascular padecen más osteoporosis y fracturas, y a la inversa”, añade el el doctor Óscar Torregrosa.

Así, entre las causas que provocan esta asociación se encuentra el que las personas con más riesgo vascular sufren más caídas y fracturas secundarias debido a su hipertensión, arritmias, sedentarismo y menor masa muscular. Además, existen una serie de mecanismos implicados en la osteoporosis que también resultan clave en el aumento del riesgo cardiovascular como la falta de vitamina D, el hipoestrogenismo o mecanismos proinflamatorios.

El tratamiento de la osteoporosis sigue el mismo paradigma que construir una casa: han de comprarse ladrillos y cemento, pero deberemos contar con buenos albañiles. “Si lo llevamos al terreno de la osteoporosis, explica el experto, los albañiles serían el fármaco elegido; pero de nada serviría su contratación si nos les proporcionamos el calcio (los ladrillos) y la vitamina D precisa (el cemento)”.

¿Te sorprende que esta sea una de las patologías más prevalentes en España?

También puede interesarte:

Osteoporosis: Aprueban nuevo tratamiento que regenera los huesos

Todavía no la has sufrido pero tienes todas las papeletas para tener esta enfermedad de adultos y mayores

Vitamina D, la clave para un buen sistema esquelético

Ignorar esto te impedirá envejecer de forma saludable

Todavía no la has sufrido pero tienes todas las papeletas para tener esta enfermedad de adultos y mayores

Con estos ejercicios (y otros hábitos) cuidas mejor tus huesos que con tanto calcio

Osteoporosis: se soluciona comiendo bien (entre otras cosas)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente