Las escenas de sexo de 'Los Bridgerton' se cuelan en los portales porno

Paula M. Gonzálvez
·Redactora de El HuffPost
·2 min de lectura
Phoebe Dynevor y Regé-Jean Page en 'Los Bridgerton'. (Photo: Netflix)
Phoebe Dynevor y Regé-Jean Page en 'Los Bridgerton'. (Photo: Netflix)

Los Bridgerton siguen conservando su hueco en el ranking de lo más visto en Netflix casi un mes después de su estreno, pero no sólo ha despertado el interés de los espectadores de la plataforma. Los portales porno también se han fijado en la serie producida por Shonda Rhimes (Anatomía de Grey).

Varias plataformas de streaming para adultos han pirateado una buena cantidad de escenas que les está reportando cientos de miles de visitas, obviando el uso indebido de su propiedad intelectual. Según publica New York Post, Netflix lo está teniendo muy difícil para conseguir que se eliminen las imágenes de estos portales. De momento sólo han conseguido que desaparezcan algunos clips.

La protagonista del drama romántico Phoebe Dynevor, de 25 años, y Regé-Jean Page, de 31, están devastados por el hecho de que el papel más importante de sus carreras “se explote” de esa forma, según el medio. De hecho, Dynevor ya explicó en The Guardian el valor de las escenas, que estaban cuidadas al milímetro y que las ensayaron como si fueran acrobacias, con colchonetas entre los actores.

“Esas escenas han contribuido a generar expectación, pero Los Bridgerton es un drama de prestigio basado en las novelas más vendidas de Julia Quinn. Vender las escenas como pura obscenidad es indignante”, han comentado fuentes de Netflix a New York Post.

Tampoco es la primera vez que la serie se ha prestado a las fantasías de la gente en internet. La escena en la que Page demuestra sus habilidades orales con una cuchara ha inspirado un perfil en Instagram que tiene casi 18.000 seguidores.

Otras series a las que le ha ocurrido lo mismo

Otra exitosa ficción, Gente normal, apareció el año pasado en Pornhub. Se trata de una recopilación de escenas de 22 minutos que finalmente se reti...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.