Las enfermedades que deberían preocuparte (aún estás a tiempo de evitarlas)

Estos serán los principales y más graves problemas de salud a los que te enfrentarás el día a de mañana, a menos que empieces a cuidarte hoy mismo

Problemas como la hipertensión están apareciendo a edades cada vez más tempranas, y afectan a personas laboralmente activas y sanas que no han necesitado acudir al médico de atención primaria, ni a su centro de salud por ningún motivo. (Foto: Getty)

Las enfermedades de las que te voy a hablar hoy pasan desapercibidas porque no somos consciente de lo peligrosas que son hasta que nos dan los primeros sustos. Lo bueno es que un 90 por ciento de ellas son evitables, por delante de los cánceres, que lo son en un 40 por ciento.

Me refiero a las enfermedades del sistema circulatorio, responsables del 30 por ciento de las muertes en nuestro país, por delante de los tumores y las enfermedades respiratorias. Así lo han asegurado expertos sanitarios en el IV Congreso para pacientes con enfermedades cardiovasculares, celebrado la semana pasada en el centro CaixaForum de Madrid.

La enfermedad cardiovascular es una enfermedad que afecta tanto a hombres como a mujeres, pero en edades distintas, ya que a ellas suele aparecer más tarde. Cabe destacar que la enfermedad cerebrovascular es la primera causa de muerte entre las mujeres, mientras que en los hombres son los tumores.

Suelen ser personas entre los 25 y los 40 años sanas que nunca han ido a consulta porque no estaban enfermas. ¡Cuidado! Aunque no te pasa nada no debes saltarte ninguna revisión, ya que es una de las medidas preventivas más efectivas. (Foto: Getty)

Asimismo, los especialistas señalan que en edades precoces la cardiopatía isquémica y los infartos de miocardio son más típicos en hombres pero que cada vez estamos asistiendo a un desarrollo más precoz de cardiopatía isquémica en mujeres con edades más jóvenes, debido a los cambios en sus estilos de vida, como es su inclusión en el hábito tabáquico y otros factores de riesgo que también están en aumento como el sedentarismo o la obesidad.

Otra de las patologías que están aumentado es la arteriosclerosis (inflamación de las arterias), una enfermedad crónica y progresiva que se produce cuando las paredes de las arterias acumulan placas de colesterol, lípidos (grasas) y células inflamatorias, que pueden llegar a obstruir las arterias e impedir la circulación de la sangre, dando lugar a un accidente o evento cardiovascular.

Saltarse el desayuno es otro error frecuente en la adolescencia y entre los adultos jóvenes. Investigadores españoles constatan que saltarse la primera comida del día duplica el riesgo de aterosclerosis. (Foto: Getty)

La aterosclerosis suele presentarse en edades avanzadas, y que es consecuencia directa del estilo de vida que se haya seguido a lo largo de la vida. Por ello, inciden los expertos, en que es muy importante llevar un estilo saludable en la juventud, ya que ello marcará nuestra salud cardiovascular y nuestra calidad de vida el día de mañana.

Con respecto a los factores de riesgo y su nivel de incidencia sobre la enfermedad cardiovascular, los profesionales destacaron la importancia del control del colesterol LDL (“colesterol malo”) sobre la cardiopatía isquémica, y del control de la hipertensión en el caso del ictus.

En este sentido se ha demostrado que gestos tan cotidianos como este podrían tener un efecto perjudicial para la salud. Aunque de todos, el hábito más nocivo es el tabaco. Los expertos lo tienen muy claro, “para quien fuma, el tabaco es su mayor enemigo y su primer factor de riesgo”, quienes precisaron que el riesgo que se disminuye en un paciente fumador, que ya ha tenido una cardiopatía isquémica, al año de dejar de fumar es de un 50 por ciento, algo que ningún fármaco es capaz de lograr hoy en día.

Al otro lado de la balanza estarían los hábitos buenos, y entre ellos destacan:

  • Seguir una dieta saludable, reduciendo al mínimo el azúcar y las grasas animales ya umentando la ingesta de frutas, verduras y legumbres.
  • Practicando con regularidad algún deporte o actividad física acorde con la capacidad de cada persona.
La actividad física debe convertirse en un hábito regular desde la infancia y la adolescencia. (Foto: Getty)

Otro dato relevante que destacaron los expertos fue que hoy en día se tiene mucha más capacidad de detectar y prever las enfermedades cardiovasculares que los cánceres. Solo un 40 por ciento de los cánceres son evitables, pero en la enfermedad cardiovascular este porcentaje asciende hasta el 90 por ciento.

Ante este dato, los especialistas señalaron que aunque también hay condicionantes genéticos que propician la aparición de patologías cardiovasculares, por suerte existen mecanismos de intervención eficaces para controlar los factores de riesgo cardiovasculares, tengan o no componente genético, con lo que la capacidad de reacción en las enfermedades cardiovasculares es mucho mayor que en otras patologías.

Es decir que buena parte de la prevención de este tipo de enfermedades está en la mano de uno mismo. Así, por ello es tan importante el control de los factores de riesgo (colesterol, hipertensión, diabetes, obesidad, tabaco, etc.) para poder retrasar al máximo la aparición de la enfermedad cardiovascular y lograr, además de una mayor longevidad, una mayor calidad de vida durante más tiempo.

¿Has sufrido algún accidente cerebrovascular? ¿Tienes el colesterol alto? ¿Tu tensión arterial te ha dado algún susto?

También te puede interesar:

Siete horas del tirón, la receta para un corazón de roble

Lo que las arrugas de tu frente dicen de tu salud

¿Puede un simple apretón de manos predecir un infarto?