Las cosas de la bandera de México que nadie cuenta... y deberían

Héctor Osoriolugo
·5 min de lectura
Mexico Mexican flag on flagpole textile cloth fabric waving on the top sunrise mist fog
Foto: Getty Images

Iguala, conocida globalmente por otro hecho -solo que tristemente célebre-, fue la sede de un gran acontecimiento en la historia de México.

En este “Año de la Independencia”, de cuya culminación se va a celebrar el bicentenario, cobra mayor importancia cada una de las acciones que desembocaron en la gran fecha que da nombre al 2021.

Una muy decisiva fue el 24 de febrero, proclamación pues del Plan de Iguala: Agustín de Iturbide, haciendo una serie de gestiones, controla el tema armado, suprime el antiguo régimen español y abre la puerta a un México independiente.

VIENDO LA BANDERA CONOCEMOS EL PLAN DE IGUALA

Una forma gráfica de conocer y grabarnos el Plan de Iguala la tenemos en la propia bandera nacional…

El verde significa la independencia (no solo respecto de España sino de toda nación); el blanco la pureza de la religión, (aceptando solo a la católica); el rojo la unión de toda la población (independientemente de clase, etnia y demás distingos): todas proclamas del Plan.

EL DÍA DE LA BANDERA

Dentro del modelo iturbidista se encontraba un ejército sostenedor del gobierno naciente en aquellos ideales o garantías, el Ejército Trigarante. Su bandera fue mandada a hacer por el comandante a un vecino de Iguala. En la fecha de la firma de aquel Plan quedó instituido, el siglo pasado, el Día de la Bandera.

La bandera y el asta más grandes del mundo se encuentran en Iguala de la Independencia, estado de Guerrero, en México.

Los personajes de todo esto fueron Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero, más el primero que el segundo: sin embargo es Guerrero la figura que destaca en esa versión afectiva, personal, que se hace cada quien de la historia. Veamos por qué…

GUERRERO AFRODESCENDIENTE

Vicente Guerrero es dueño del corazón de los mexicanos, cosa que Iturbide con todo y los reconocimientos de que ha sido objeto no es. Además del hecho de que aquel –como decimos- “era pueblo”, de que la naturaleza de sus andanzas no le permitía presentarse engalanado como Iturbide, de que no era un negociador palaciego sino un hombre de la montaña, hay algo más…

El guerrero era un afrodescendiente. Hijo de varón de color y de mujer indígena, con lo que exalta la tercera raíz como parte constitutiva de la raza mexicana. Esto tiene gran importancia, tanta que según el censo de 2020 son 2.5 millones de mexicanos los pertenecientes a ese grupo.

LA ANECDOTAZA DE GUERRERO

Una gran frase que es de Guerrero preside las sesiones del Congreso mexicano, tanto la sede de los diputados como la de los senadores (y ocupa espacio destacado en el asiento de los otros dos poderes de la Unión, en cumplimiento del decreto presidencial con ocasión de los 150 años del natalicio del insurgente): “La Patria es primero”. En realidad, debería ser “Mi Patria”. ¿Por qué?, porque así lo recogieron historiadores que, a diferencia de los que se basan más bien en documentos, dieron además gran importancia a la tradición oral recogida en los lugares de los hechos.

¿En qué condiciones fue pronunciada?

La respuesta se halla en la anécdota de anécdotas del libertador cuando su padre fue a buscarlo (la copio como la cuenta su biógrafo Herminio Chávez Guerrero, uno de los historiadores que ocuparon la técnica mencionada líneas arriba):

“La conversación entre padre e hijo más que sobre temas familiares, se torna discusión acalorada sobre la situación del insurgente frente al gobierno virreinal.

Aquel anciano había sido comisionado por el virrey, quizá como último recurso para hacer desistir al patriota, héroe de la perseverancia: que abandonara la lucha.

-Si aceptas y te retiras de esta guerra cruel, el gobierno español te concederá el indulto, te reconocerá el grado militar que has alcanzado, podrás vivir tranquilo y desterrarás de nosotros la inquietud por la suerte que puedas correr.

-Aunque los hombres pasan, las ideas perduran; la patria me necesita. Esta causa no es mía sino de todos los que amamos la libertad.

El padre, dispuesto a alcanzar su propósito, cae prosternado ante los pies del hijo y nuevamente le pide que abandone la lucha. El general (…), sin inmutarse, acaricia tiernamente la plateada cabellera de don Pedro Guerrero, dirige su mirada (…) al grueso grupo de soldados que le rodean y con firme voz les dice:

-Soldados: ¿veis a este anciano respetable? Es mi padre; viene a ofrecerme empleos y recompensas en nombre de los españoles; yo le he respetado siempre, pero mi Patria es primero.”

Lo ya anotado acerca de la forma de trabajar la Historia, es lo que ha hecho que hoy por hoy se dude de que el acontecimiento sea auténtico. ¿Usted qué dice?

POR ÚLTIMO

-La terca mano de la represión ha hecho que se empañen nombres que habían de brillar: Iguala, por la desaparición de 43 estudiantes campesinos cometida por fuerzas del Estado asociadas con la delincuencia; Tlatlaya, donde el insurgente Pedro Ascencio Alquisiras venció a fuerzas realistas, hoy es recordado por las muertes perpetradas ahí todo indica que por el Ejército; etcétera.

-La fuerte personalidad, combativa y reivindicadora de Guerrero, lo hace ser el héroe entrañable del Plan de Iguala; la gran capacidad negociadora de Iturbide lo hace ser el héroe del Plan, siendo… digamos que menos entrañable su personalidad.

-La historia en sus fuentes documentales destaca a Iturbide; en su tradición oral se queda con Guerrero.

hectorosoriolugo2013@yahoo.com.mx

También debes ver:

EN VIDEO: Mujer sorprendida robando en un Walmart impacta con todo lo que escondió en su ropa