Las “causas ajenas” por las que descarriló un tren en Asturias fueron unas vacas

A media mañana de este miércoles un mensaje publicado por ADIF a través de Twitter advertía a los usuario de la red ferroviaria de una interrupción en la línea Oviedo-Santander por una “incidencia” provocada por “causas ajenas” a la compañía. La razón, como han publicado varios medios locales y nacionales, fueron unas vacas contra las que chocó un tren que acabó descarrilando sin que resultase herido ninguno de los ocupantes del convoy.

El atropello y descarrilamiento se produjo entre las localidades de Posada y Llanes, cuando casi 30 personas, entre personal de la línea y pasajeros, viajaba en el tren. Según informan en La Voz de Asturias, todos pudieron bajar de los vagones por su propio pie y sin haber resultado heridos.

El accidente tuvo lugar cuando varias reses invadieron la vía al paso del convoy, que no habría podido frenar a tiempo para evitar el choque. No ha trascendido nada sobre el estado de los animales, pero a tenor de las imágenes, se puede ver a varios de ellos a un lado de la vía heridos y también a alguno bajo las ruedas del tren.

Todo ocurrió sobre las 11 de la mañana y los pasajeros, según anunció Adif, fueron recolocados por carretera para facilitar la llegada a su destino y algunos trenes se vieron afectados hasta el despeje de la vía.


El incidente con las vacas en la vía asturiana de este miércoles no es el primero que se registra en dicha provincia en este sentido, sino que se trata de un problema recurrente. En septiembre del pasado año La Nueva España recogía como un tren que cubría el recorrido entre Madrid y Gijón sufrió un retraso debido a unas vacas en la vía. Media hora tardaron los operarios de Renfe en conseguir despejar el camino para continuar el trayecto.

En enero de 2018, otro tren, a la altura de Udrión, descarriló al chocar contra un grupo de reses. Decenas de servicios se vieron afectados entonces por el accidente y tres animales murieron, como recogió el mismo diario.

A última hora del día de ayer, desde El Comercio, informaron de que el incidente ocurrido en Llanes con las vacas no fue el único que implicó retrasos mencionando el hecho de que es algo habitual que los trenes no cumplan el horario en la provincia debido a que cuatro de cada 10 máquinas están fuera de servicio por averías.

El descarrilamiento de un tren ayer en Llanes tras chocar con unas vacas en la vía no es el único que ha registrado Asturias. (Foto: Getty Images)