Las Campos y sus múltiples fracasos empresariales

María Teresa Campos y sus hijas, Terelu y Carmen, son las reinas de la televisión o, al menos, lo han sido. Sin embargo parece que como empresarias en otros sectores no han corrido la misma suerte y es que varios de sus negocios han sido un fracaso.

Terelu Campos, María Teresa Campos and Carmen Borrego attends the presentation of the TRLU jewelry May 23, 2018 in Madrid, Spain. (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)


Look Diario da un repaso exhaustivo a los últimos años de la vida de María Teresa, Terelu y Carmen Borrego. A pesar de triunfar en la televisión con reality show familiar incluido bajo el nombre de ‘Las Campos’, la economía no les sonríe en otros aspectos.

Para meterte en negocios tienes que saber mínimamente de qué va el tema y quizá ellas no tienen la formación apropiada o no han sido bien aconsejada porqué marca que han creado, marca que ha terminado en el olvido.

Maria Teresa, por ejemplo, decidió convertirse en emprendedora en 2016 con su colección de zapatos. Esta línea de calzado era diseñada por ella misma y la presentadora se lanzó a ello porqué los zapatos de tacón son su prenda fetiche desde siempre.

La marca llevaba por nombre sus propias iniciales, MTC, y ella enseñaba sus creaciones en el programa ‘Qué tiempo tan feliz’ que presentaba. Los zapatos se vendían como churros en los grandes almacenes… hasta que el programa acabó.

En abril e 2017 y sin esa enorme plataforma televisiva para recordar que MTC existía, el citado medio apunta a que las ventas cayeron en picado hasta que en febrero de 2019 dejaron de venderlos en grandes almacenes y online. Ahora estos zapatos están amontonados en una nave cerrada.

En mayo de 2018 y tras haber perdido su trabajo al desaparecer ‘Qué tiempo tan feliz’, María Teresa decidió volver a emprender algo, esta vez junto a su pareja, Edmundo Arrocet, popularmente conocido como Bigote.

La pareja se puso a grabar nada menos que un disco que se anunciaba en la televisión y se llamaba ‘Una bella historia’. Hicieron una única firma de discos…. ¡y firmaron solo dos! Evidentemente algo falló en el proyecto o en la comunicación pero ir a firmar y firmar solo dos álbumes debió de ser bastante deprimente para Teresa y Bigote.

Terelu Campos y Carmen Borrego, también se tiraron a la aventura de los negocios con una firma de accesorios y joyas de oro, plata y pedrería. La firma, se llamaba TRLU, obviamente proveniente del nombre de Terelu.

Look Diario afirma que las ventas no fueron suficientes y este proyecto también ha hecho aguas. Como último recurso lanzaron una colección más barata de joyas pero tampoco funcionó así que en septiembre del mismo año, la web se esfumaba y adiós al sueño de vender joyas.

Y, ¿qué me dices de invertir en inmuebles? Pues a las Campos tampoco se les acaba de dar bien esta rama de los business y es que tanto María Teresa como Terelu tienen sus casas hace meses en venta y no hay manera de que aparezca el comprador.

Look recoge que María Teresa pide 4,3 millones de euros por su mansión en Molino de Hoz, Madrid y, obviamente, nadie está dispuesto a pagarlos. Mientras, el ático de Terelu se puso a la venta por 1,4 millones de euros aproximadamente… casi nada.

Está claro que las Campos no sirven para los negocios, no sé si por falta de visión o por no rodearse de verdaderos profesionales pero entre casas, zapatos, joyas y discos no han dado una. Eso sí, lo de vender su vida en los medios de comunicación lo dominan y, de hecho, deben vivir de ello.

¿Conocías todos los negocios frustrados de María Teresa Campos y sus hijas?