Las 3 'infecciones fetales' que deberías evitar si te quedas embarazada

Si tomas algunas medidas básicas lograrás disminuir el riesgo

Si te cuidas puedes prevenir las infecciones y proteger a tu bebé durante la gestación. (Foto: Getty)

Que todo vaya y no surja ninguna complicación durante la gestación. Este es el principal deseo de los futuros papás. Sin embargo, aunque la mayoría de los bebés no sufren daños si la madre contrae una infección durante el embarazo, en algunos casos, los bebés pueden contagiarse a través de la placenta o durante el parto y, cuando esto sucede, el bebé puede sufrir consecuencias graves.

Si bien no puedes evitar todas las infecciones cuando estás embarazada, puedes tomar ciertas precauciones para que haya menos probabilidad de que enfermes y para disminuir el riesgo de problemas.

Sentido común y prudencia deben acompañarte todo el embarazo. (Foto: Getty)

En esta ocasión quiero recordarte cuáles son las principales infecciones a evitar debido a sus efectos sobre la salud de tu bebé.

Aunque te sorprenda, y pienses que ya está controlado, el virus del Zika es uno de ellos. El número de casos documentados de síndrome congénito por el virus Zika se ha reducido significativamente en los últimos meses, se han logrado importantes avances en el conocimiento de sus causas (los mecanismos de la teratogénesis, el riesgo de transmisión de la madre al feto,…) y consecuencias, y se han rebajado las previsiones sobre su posible carácter epidémico. Pero aún así este virus forma parte ya de las amenazas a vigilar durante el embarazo.

Así lo considera la Dra. Lavinia Schuler Faccini, reconocida como una de las expertas mundiales en la investigación del Zika.

El síndrome de Zika congénito va a ser un nuevo tipo de infección fetal, como el citomelovirus o la toxoplasmosis, que son graves y que se han mantenido durante años como grandes amenazas a tener en cuenta en el embarazo, pero que no alcanzan proporciones epidémicas”, indica la responsable del servicio de Genética Médica del Hospital de Clínicas de Porto Alegre y una de las mayores expertas mundiales en la investigación del virus Zika.

Acude a todas las revisiones programadas y también ante cualquier anomalía. (Foto: Getty)

Los científicos consideran a este virus como un nuevo ‘teratógeno humano’; es decir, agentes que pueden inducir o aumentar la incidencia de las malformaciones congénitas cuando intervienen o aparecen en el momento del embarazo.

En cuanto a las consecuencias de la infección en el feto y en los niños afectados, y particularmente en el cerebro fetal, el Dr. Miguel del Campo, profesor asociado de Pediatría en la División de Dismorfología y Teratología de la Universidad de California San Diego UCSD (EE.UU),  señala que “la microcefalia en niños infectados indica que la alteración del desarrollo cerebral ha sido de consecuencias bruscas y graves; algunos niños presentan anomalías muy severas de las funciones neurológicas, sufren convulsiones, déficits motores o deficiencia intelectual y , en algunos casos, se produce la muerte”. 

“Resulta evidente es que estamos ante un problema de salud que hace dos años no existía, asegura el experto español, lo desconocíamos por completo y, sin embargo, ahora es una nueva amenaza para el embarazo, que ha venido para quedarse”.

A juicio de este investigador, “sigue habiendo muchos casos nuevos en los países de América del Sur y Central y también en viajeros de Europa y Asia, pero el número se aproxima poco a poco al de otras infecciones fetales, aunque destaca su gravedad”.

Descansa lo necesario pero no dejes de mantenerte activa. Llevar el embarazo con normalidad es lo más sano para madre e hijo. (Foto: Getty)

Consejos para tener un embarazo sano y sin imprevistos:

  1. Debes tomas algunas medidas básicas como lavarte las manos, no compartir los vasos o utensilios con nadie, no cambiar la arena del gato, utilizar guantes al trabajar en el jardín y mantenerte lejos de toda persona que tenga una enfermedad contagiosa.
  2. Tomar precauciones durante las relaciones sexuales contribuirá a que evites muchas infecciones de transmisión sexual.
  3. También puedes tomar medidas para evitar infecciones que se transmiten a través de los alimentos, como por ejemplo: evitar ciertos alimentos como quesos no pasteurizados, lavar las frutas y los vegetales, y asegurarte de que la carne, el pescado y los huevos que comas se encuentren bien cocidos y las superficies donde preparas los alimentos no estén contaminadas.
  4. Recuerda que debes hacerte todas las revisiones y análisis necesarios para verificar si eres inmune a ciertas infecciones como la varicela y la rubéola; así como para detectar infección de las vías urinarias, estreptococo del grupo B, hepatitis B y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

También te puede interesar:

Sí, se puede tomar jamón (y sushi) estando embarazada

Qué les pasa a los hombres cuando su mujer se queda en estado

Nunca te pongas así si estás en el tercer trimestre (tu bebé peligra)