Larry Summers: la pandemia marca un “cambio estructural bastante profundo” en la economía

Los estados están suavizando las medidas de distanciamiento social para estimular la actividad comercial detenida por la pandemia, pero el ex Secretario del Tesoro de Clinton, Larry Summers, dijo que la economía a la que regresarán los estadounidenses será significativamente diferente a la que dejaron atrás antes del cierre.

En declaraciones a Yahoo Finanzas, Summers, quien también se desempeñó como Director del Consejo Económico Nacional durante la presidencia de Obama, dijo que la recesión récord experimentada durante este período de dos meses tendrá efectos duraderos en la economía, incluso después de que se desarrolle una vacuna.

“Creo que la pandemia va a marcar un cambio estructural bastante profundo”, dijo Summers. “Vamos a ser testigos de aumentos sustanciales en la desigualdad y una reducción particularmente importante del sentido de la solidaridad en nuestra sociedad, a menos que el gobierno dé un paso adelante y afronte este desafío”.

Las medidas nacionales de confinamiento ya han provocado una disminución récord en la actividad económica.

Las ventas minoristas se desplomaron un récord del 16 % en abril, mientras que el PIB se contrajo un 4,8 % en el primer trimestre. Más de 36 millones de estadounidenses han presentado solicitudes de seguro de desempleo, saturando las agencias del gobierno local.

NUEVA YORK, NY - 24 DE MAYO: El ex Secretario del Tesoro y Asesor Económico de la Casa Blanca Larry Summers es entrevistado por Maria Bartiromo de FOX Business en FOX Studios, el 24 de mayo de 2017 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Robin Marchant/Getty Images)

“Todavía no hemos tocado fondo”

Summers dijo que probablemente se producirá más dolor, sobre todo en lo que respecta al mercado laboral. Afirmó que, “en sentido general, el desempleo sube con un ascensor y baja con escaleras”.

“Supongo que todavía no hemos tocado fondo, que se producirá una gama de efectos secundarios debido a las interrupciones y es probable que esos efectos sean más significativos a medida que las personas regresan”, explicó Summers. “Me preocupan mucho las perspectivas económicas, no solo para los próximos meses, sino para los próximos años”.

El Congreso ha aprobado casi 3 billones de dólares en ayudas de emergencia para combatir la recesión, mientras retrasa los plazos de los impuestos para empresas y particulares. Pero como es poco probable que el Senado apruebe el proyecto de ley de 3 billones de la Cámara que apunta a un estímulo adicional, existe una creciente preocupación de que la política retrase la ayuda a quienes más la necesitan. Los beneficios de desempleo expirarán en julio.

“Creo que necesitamos inyectar mucho más dinero en la economía y necesitamos encontrar formas de inyectarlo que recompense el trabajo, en vez de quedarse de brazos cruzados”, dijo Summers al referirse a la posibilidad de extender los beneficios de desempleo. “Me preocupan las medidas de seguro social que brindan a las personas un incentivo para no trabajar. Creo que es una preocupación legítima. Pero me preocupa mucho más no proporcionar suficiente financiación y no generar suficiente demanda para la economía porque creo que es un problema potencialmente más grave”.

Es poco probable que el mercado laboral se recupere “con rapidez”

La recesión se ha ensañado con las comunidades más vulnerables. Una encuesta reciente de la Reserva Federal encontró que casi el 40 % de las personas que viven en hogares que ganan 40 000 dólares o menos perdieron sus empleos, mientras que solo el 13 % de quienes ganan más de 100 000 dólares fueron despedidos. En una entrevista al programa “60 Minutes” el domingo, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que los trabajadores más afectados son los que fueron contratados hace poco, en especial las mujeres.

Summers dijo que, si el gobierno no actúa con rapidez suficiente, es probable que los trabajadores excedentes sean expulsados ​​de la fuerza laboral de forma permanente.

“Seguro que habrá personas que tengan poco más de 60 años que planearán retirarse antes de lo que habían previsto. Sin duda, también habrá personas que salgan del instituto, se desvíen y tomen el camino equivocado, y tal vez tarden mucho, si es que lo hacen, en encontrar el camino de regreso al trabajo regular y estable”, apuntó. “No creo que esto vaya a ser algo de lo que salgamos con rapidez”.

Akiko Fujita