Lara Álvarez de vacaciones al Caribe con su hermano Bosco

Las redes se han llenado en los últimos días de famosos disfrutando de unas merecidas vacaciones navideñas. De las hijas de Belén Rueda en República Dominicana a David Bisbal y Rosanna Zanetti en Jordania pasando por Lara Álvarez, que está pasando unos días de relax absoluto y en la mejor compañía posible.

MADRID, SPAIN - APRIL 08: Lara Alvarez attends a photocall before leaving for 'Supervivientes' Tv Show at Tele5 headquarters on April 08, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Eduardo Parra/Getty Images)

La presentadora de Supervivientes anunciaba en Instagram hace un par de semanas que quería desconectar de las redes sociales y que estaría unos días sin publicar posts y así lo ha cumplido. Pero ha regresado a lo grande. Y es que esa ausencia de la asturiana de su perfil social se debía a un motivo muy bueno: unas vacaciones en el paraíso. La bella periodista está disfrutando de los primeros días del año en la costa mexicana, concretamente en Isla Mujeres junto a uno de los amores de su vida.

Y no, no es su novio, Andrés Velencoso, sino su hermano Bosco, al que Lara está muy unida y con el que suele pasar varias vacaciones cada año. Con una preciosa foto de un atardecer en una playa de arena blanca, en shorts vaqueros, descalza y con el pelo ondulado por el mar, Lara felicitaba a todos sus followers la entrada en el nuevo año y nos dejaba ver de esta forma el espectacular enclave en el que se encuentra.

A partir de esa instantánea, no han faltado otras fotografías en las que Lara Álvarez nos hace morir un poquito de envidia. La presentadora de Mediaset está alojada en el hotel de cinco estrellas TRS Coral, situado en la playa de Costa Mujeres en la península de Yucatán. El hotel, solo para adultos, cuenta con tratamientos de lujo y con instalaciones sostenibles pero con todas las comodidades que respetan el medio ambiente.

Además tiene un centro para relajarse, Zentropia Spa Wellness, y muy está muy ceca del Rafa Nadal Tenis Centre. Según explican en su web, es un escondite paradisíaco en el Caribe junto a una playa de arena blanca bañada por un mar de aguas cristalinas y rodeada de palmeras.

Según nos ha dejado ver Lara en su feed, durante estos días caribeños está disfrutando al máximo del sol y la playa, de ratos de descanso en bikini luciendo un cuerpo de diez, pero también de momentos muy divertidos practicando paddle surf en el mar y de otros más aventureros conduciendo un todoterreno por lugares insospechados con su hermano. Y claro, en un hotel de ese calibre, Lara y Bosco también tienen tiempo para pegarse largas comilonas en alguno de los restaurantes más espectaculares como un japonés o un increíble buffet de desayuno en el que también degustaron el tradicional roscón la mañana de Reyes.

También Bosco nos ha permitido ver algunas fotografías de estos días al lado de su famosa hermana. Subido en la tabla de paddle surf, pensativo mirando al infinito o luciendo músculos y tatuajes en una infinity pool realmente maravillosa, Bosco, muy discreto siempre, no ha podido resistirse a mostrar algunos instantes de estas vacaciones de ensueño.

Por supuesto, en los posts de Lara no han faltado los comentarios de su chico, el top model internacional Andrés Velencoso. Emoticonos de corazones o de una sirenita han sido algunos de los que el catalán no ha dudado en poner en sus fotografías. Y es que su relación va viento en popa pese a la distancia que hoy les separa.

Andrés se encuentra también de vacaciones y, aunque no ha querido revelar en que lugar está, muchos de sus followers han intuido que el lugar elegido por Andrés para disfrutar de los últimos días de 2019 y los primeros de 2020 es Brasil, ya que el modelo ha subido fotos en la playa y también tomando uno de los típicos cocos de las playas cariocas.

Andrés y Lara comenzaban su relación amorosa el pasado verano. Siempre discretos y celosos de su intimidad, las primeras fotos de la pareja salían a la luz en agosto de 2019 gracias a una exclusiva de la revista ¡Hola! en las que se les veía juntos en un coche. Lara acababa de volver de unas vacaciones en solitario por Vietnam y decidía ir a visitar al modelo a Tossa de Mar, localidad en la que nació Andrés y en la que tiene una casa y un restaurante familiar.

Los comentarios que se regalaban en Instagram mutuamente dieron más pistas sobre su romance y finalmente, el perro de Andrés, fue el ‘chivato’ que confirmaba que estaban juntos al posar, cada uno por su lado, con él.

Más historias que te pueden interesar: