Lance Bass prepara una película sobre su última relación con una mujer antes de salir del armario

·2 min de lectura
Danielle Fishel y Lance Bass credit:Bang Showbiz
Danielle Fishel y Lance Bass credit:Bang Showbiz

Britney Spears y Justin Timberlake no fueron las únicas estrellas adolescentes que vivieron un apasionado romance a principios de los 2000. Lance Bass, uno de los compañeros del cantante en la banda *NSYNC, también tuvo una novia muy famosa: la actriz Danielle Fishel, que en aquella época interpretaba al personaje de Topanga en la serie 'Boy Meets World'.

Los dos se conocieron cuando los chicos de *NSYNC aparecieron como invitados especiales en un episodio de la popular sitcom y Danielle consiguió el número de teléfono de Lance a través de Justin tras darse cuenta de que entre ellos existía una química especial. Todo eso ocurrió, por supuesto, antes de que el cantante saliera públicamente del armario en 2006.

Su noviazgo no fue un montaje publicitario ni algo pasajero; los dos estuvieron juntos más de un año y Lance acompañó a Danielle a su baile de graduación. Aquella noche llegaron a reservar incluso una habitación de hotel, pero cada uno tenía una visión muy diferente de lo que esperaba que sucediera entre ellos.

"Fue la catálisis que me hizo empezar a aceptarme a mí mismo, lo cual me llevó mucho tiempo, pero definitivamente fue la primera pequeña gota que colmó el vaso", ha admitido Lance durante la visita que ha realizado ahora al podcast de su antigua novia, que solo ha querido añadir: "Lance y yo teníamos una relación muy maravillosa, muy cálida y cariñosa, pero carecía por completo de intimidad, en el sentido romántico".

Dos semanas después del baile, el cantante decidió concluir su relación y le rompió el corazón. Durante mucho tiempo, Danielle soñó con que algún día pudieran reconciliarse y jamás se le pasó por la cabeza que Lance pudiera ser gay a pesar de que su madre lo sugirió en una ocasión.

El hecho de que no estuvieran destinados a funcionar como pareja por razones obvias no significa que a día de hoy no sigan sintiendo mucho cariño el uno por el otro, especialmente desde que Lance le confesó finalmente cuál era su orientación sexual y pudieron afrontar su amistad con total honestidad. Ahora los dos están trabajando en una nueva comedia que se centrará en su bonita historia de amor y sus experiencias radicalmente distintas acudiendo juntos al baile del instituto.