Lamecha Girma, primer atleta etíope que baja de 8 minutos en los 3.000m obstáculos

·4 min de lectura
Photo credit: FRANCOIS LO PRESTI - Getty Images
Photo credit: FRANCOIS LO PRESTI - Getty Images

Etiopía entró definitivamente en el territorio keniano en los 3.000 metros obstáculos en Ostrava. Desde 2019 estaban en la élite mundial, ahora han cruzado la frontera de los ocho minutos, y al otro lado se han encontrado a diez kenianos y dos marroquís, los únicos doce atletas de la historia capaces de correr tan rápido, aunque la plusmarca mundial, 7:53.63, pertenezca desde 2004 a un catarí como Saif Saaeed Shaheen, que no era sino un keniano nacido como Stephen Cherono y al que los petrodólares hasta cambiaron de nombre.

El hombre que entró en la historia de los obstáculos etíopes se llama Lamecha Girma, un joven de 21 años que ha aprendido ante las derrotas. Perdió en el Mundial de Doha 2019 por solo una centésima ante Conseslus Kipruto, cedió en la final olímpica de Tokio ante la velocidad del marroquí Soufiane El Bakkali, que ya subrayó la crisis keniana en su prueba fetiche, y en marzo cayó ante su compatriota Selemon Barega en los 3.000m lisos del Mundial de Belgrado. Tres derrotas o tres grandes platas, según como se mire, que a Girma no parecen colmarle.

En la prestigiosa reunión Golden Spike perteneciente al Continental Tour, una que hace no tanto llenaba sus gradas con la presencia de Usain Bolt y que esta vez no contó con españoles, Girma se exhibió este martes en la prueba de los obstáculos y batió el récord etíope parando el cronómetro en 7:58.68 sin encontrar oposición de sus rivales. En el primer kilómetro lo lanzó a 2:42 la liebre española El Mehdi Aboujanah, pero Girma pidió paso para un segundo kilómetro en 2:37 (5:19) y un tercero en 2:39 en una contrarreloj sin freno.

Su marca le sitúa el 12º en la lista histórica y pone fin a casi cuatro años sin que los mejores obstaculistas corrieran por debajo de los ocho minutos, precisamente desde que lo hiciera El Bakkali, que derrotó a Girma en la Liga de Diamante de Doha, hace poco más de dos semanas, y por ello sigue pareciendo ligero favorito para el Mundial de Eugene, a la espera de que Girma encuentre otras opciones tácticas o de que Kenia consiga dar respuesta al desafío de sus vecinos.

El primer récord mundial de Femke Bol

Girma robó los focos a otra joven prodigiosa, la neerlandesa Femke Bol, que batió un récord mundial (o mejor marca mundial de siempre, por ser preciso con la terminología de World Athletics) en la inusual prueba de los 300 metros vallas. Ostrava siguió su tradición de programar alguna distancia poco habitual en forma de una gran marca, y la bronce olímpica de 22 años respondió con un gran registro de 36,86s que rebajó los 38,16s de la checa Zuzana Hejnová, doble campeona mundial que se despidió en casa de su afición tras anunciar su retirada.

Sin salir de la velocidad, en los 100 metros lisos destacó el británico Reece Prescod, capaz de correr en 9,93s pese al ligero viento en contra, y en los 200m el canadiense Jerome Blake ganó con 20,14s, mientras en categoría femenina la nigerina batió el récord nacional de Níger con 22,21s y superó a la estadounidense Allyson Felix y sus 22,78s en la temporada de su retirada.

Photo credit: MICHAL CIZEK - Getty Images
Photo credit: MICHAL CIZEK - Getty Images


En los 400 metros vencieron el dominicano Alexander Ogando con 45,37s y la polaca Natalia Kaczmarek con un registro personal muy destacado de 50,16s. En los 100 metros vallas, la campeona olímpica puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn extendió su dominio de la distancia tras ganar el pasado fin de semana en la Liga de Diamante de Eugene con otro triunfo en el que volvió a salir mal y emergió remontando con fuerza hasta cruzar primera con 12,56s.

Grandes marcas en mediofondo

Más estimulantes aún resultaron los 800 metros, con cinco hombres por debajo de 1:45 y la victoria del keniano Emmanuel Wanyonyi emergiendo en 1:44.15 y aguantando el empuje final del argelino Slimane Moula (1:44.19) y del británico Max Burgin (1:44.54). Los 1.500 metros femeninos también provocaron una catarata de marcas personales en la carrera que se llevó la etíope Diribe Welteji coronando un triplete de su país en 3:59.19.

En longitud ganó el cubano Maykel Massó con 8,14m, en jabalina el granadino Anderson Peters llegó hasta87,88m, el altura el campeón olímpico italiano Gianmarco Tamberi llegó hasta 2,30 metros y en peso el estadounidense Joe Kovacs alargó el brazo a 22,25 metros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente