México enamora con sus lagunas y lagos. ¿Ya los conoces?

De aguas azules impresionantes, con leyendas antiguas, y hasta en cráteres volcánicos, estas son algunas de las lagunas más cautivadoras del país.

Laguna de Bacalar

Ubicada a unas cuatro horas de Cancún, Quintana Roo, se ha ganado el sobre nombre de ‘la laguna de los siete colores’, gracias al efecto que se genera por su tipo de suelo, profundidad y el reflejo del sol, creando todo un espectáculo digno de contemplarse. En sus 43 kilómetros de largo se puede nadar, navegar en kayak, o solo descansar. Entre sus secretos se encuentran tres cenotes y está rodeada de varios hoteles que te permitirán disfrutarla al máximo.

La laguna de Bacalar se ha ganado el nombre de 'la laguna de los siete colores' por su espectáculo de colorido natural. Foto: Getty Images

Lagunas de Montebello

Considerada la zona de lagos más bella de México, es un área natural protegida, por lo que para recorrerla se haría solo en balsas rústicas y sin motor, guiadas por los locales, así que tendrás que remar un poco, y aunque no hay hoteles, sí hay todos los servicios para el visitante. Está formada por ‘uvalas’, o antiguos cenotes cuya erosión fue uniendo, para sumar cerca de 59 lagos, aunque solo se pueden visitar 10 de ellos.

Las lagunas de Montebello en Chiapas, surgieron por la erosión de varios cenotes. Foto: Getty Images

Laguna de la Media Luna

Uno de los mayores atractivos de Río Verde, San Luis Potosí, es esta laguna, que recibe su nombre pues tiene la forma de una media luna. Además de recorrerla en lanchas de remo, puedes nadar en sus aguas, pero lo mejor es practicar snorkel o buceo, pues en ella se encuentran numerosas grutas dignas de conocer, y en sus aguas se han encontrado restos de piezas prehispánicas y hasta los restos de un mamut.

Conformada por varios ojos de agua dulce, en ella habitan numerosas tortugas y patos buzo, y en invierno ofrece un espectáculo casi místico, pues del agua emerge vapor, por el contraste de temperaturas. Otro atractivo, es que en temporada de floración de los árboles cítricos de la zona, el aire huele a azahar.

También te puede interesar: Si todavía no conoces la Huasteca Potosina, te has perdido de esto

Lago Zirahuén

Uno de los grandes secretos del estado de Michoacán es este lago, de forma cuadrada, y que alcanza los 40 metros de profundidad. Ubicado a unos 30 kilómetros de Uruapan, está rodeado de pinos y encinos, y se puede navegar en lancha, o simplemente contemplar, lo que lo hace ideal para una escapada romántica.

Su nombre, en tarasco, significa ‘espejo de los dioses’, y cuenta una leyenda purépecha que hoy en sus aguas vaga una sirena quien fuera hija de un rey raptado por un conquistador español, y cuyo llanto desconsolado habría formado el lago.

Uno de los mejores secretos de Michoacán es el lago Zirahuén, ideal para una escapada romántica. Foto: Getty Images

Laguna de Santa María del Oro

Dentro de un cráter volcánico, en el estado de Nayarit, se encuentra esta laguna de dos kilómetros de largo y 1.5 de ancho, en la que puedes acampar en sus alrededores, y pescar o practicar esquí acuático. La gran noticia es que la temperatura del agua suele rondar los 25 grados.

Lo más llamativo es la leyenda de su origen, que cuenta que, un rey enojado porque su hija se había enamorado de un hombre que él no aprobaba, amarró a los amantes a un poste, y los llantos desconsolados de ambos formaron esta laguna. 

Lagunas de Chacahua

En la costa de Oaxaca, y cerca de Puerto Escondido, se encuentran estas lagunas rodeadas de manglares y que son parte de una Reserva Natural. En ellas puedes nadar, practicar surf o snorkel, visitar criaderos de cocodrilos, un tortuguero, o llegar al faro, el punto más alto de la zona, la cual te permite presenciar cómo se conectan con el océano.

Laguna de Miramar

Se encuentra dentro de la Reserva Integral de la Biosfera Montes Azules, en Chiapas, en el corazón de la Selva Lacandona, lo que la hace un secreto que vale la pena conocer. Llama la atención el color azul intenso de sus aguas en el interior, mientras que las costas se pintan de turquesa. En la zona puedes ver lagartos, tortugas, y monos arañas, o saraguatos, que llaman la atención por sus peculiares ‘gritos’.

Laguna de Catemaco

Árboles con lianas, helechos de varios metros de longitud y orquídeas son solo parte de la flora de esta laguna de 108 kilómetros cuadrados. Se navega en lanchas, que te permiten visitar de cerca la isla de los monos, dedicada a la reproducción de macacos; la isla de las Garzas, o la Isla Agaltepec. Otro atractivo es la Isla de los Brujos, pues Catemaco se ha ganado fama de albergar a numerosos brujos y hechiceros, quienes te ofrecen limpias y sesiones.

@travesabarros