Esta imagen de Lagarde y sus compañeros de trabajo simboliza que aún hay mucho que hacer en paridad

Christine Lagarde ha hecho historia convirtiéndose en la primera mujer en ocupar la silla de presidente del Banco Central Europeo (BCE) en sus 21 años de existencia. De hecho, ese fue el titular de la mayoría de medios de comunicación y agencias de prensa cuando se tuvo conocimiento de su nombramiento. Un paso para la igualdad en las altas esferas del poder que, sin embargo, se ha visto minimizado en su impacto al contemplar la imagen que la propia Lagarde publicaba este jueves junto con sus compañeros en el Consejo de Gobierno de la institución que ahora preside.

“Me complació invitar a mis nuevos colegas del Consejo de Gobierno a unirse a mí en un retiro fuera de las instalaciones ayer. Discutimos en un entorno abierto e informal el funcionamiento del Consejo de Gobierno”, señalaba la actual presidente del BCE en un tuit en el que compartía también una imagen de esa reunión.

En la foto que ha desatado el debate aparecen 25 personas. 24 de ellas sentadas alrededor de una enorme mesa redonda y giradas hacía la cámara. La otra se puede ver al fondo, sentada en otra mesa alargada. Y entre todos los presentes, solo una mujer, la propia Lagarde. Todos los demás, hombres.

Una imagen que demuestra que es histórico y un peldaño más hacia la igualdad que quien ha sustituido a Mario Draghi en el cargo sea una mujer, pero que al mismos tiempo pone en evidencia que solo es una gota en el océano.

El detalle, que no es pequeño, de que la inmensa mayoría de los sentados a esa mesa sean hombres no ha pasado desapercibido para los tuiteros. Así, por ejemplo, Dani García, periodista y padre de tres niñas, interpela directamente a Lagarde en su comentario en busca de una explicación. “Mi hija de 6 años me preguntó cuando vio la foto: ¿Por qué no hay ninguna mujer? ¿Qué le respondo, señora Lagarde?”, le pregunta.

No ha sido ese el único comentario al respecto que ha despertado la imagen compartida por Lagarde. Hay quien ha calificado de “vergonzoso” lo que se ve. Como también algunos se lo han tomado con más ironía. Algunas tuiteras, incluso, han señalado que se ven más mujeres en los cuadros que decoran las paredes de la sala que en la mesa.

Esta es la imagen compartida por Christine Lagarde que ha despertado el debate en redes sociales y que invita a la reflexión. (Foto: Twitter / @Lagarde)