Lady Gaga cancela un espectáculo del 'Chromatica Ball' por la caída de un rayo

·2 min de lectura
Lady Gaga credit:Bang Showbiz
Lady Gaga credit:Bang Showbiz

Lady Gaga se vio obligada a cancelar el último concierto de su gira 'Chromatica Ball' a mitad de camino debido a la caída de un rayo.

La intérprete de 'Stupid Love', cuyo nombre real es Stefani Germanotta, interrumpió su actuación a mitad del concierto en el Hard Rock Stadium de Miami, Florida, debido a las extremas condiciones meteorológicas.

Aunque esperaba que la pausa fuera sólo temporal, finalmente decidió que, a falta de unas seis canciones, no podía continuar.

La cantante, visiblemente afectada y derramando algunas lágrimas, dijo en un video publicado en Instagram que intentó terminar el show, sin éxito.

"Realmente intentamos terminar el show esta noche en Miami pero no pudimos porque incluso cuando la lluvia paró había rayos cayendo hasta el suelo muy cerca de nosotros. Sé que durante mucho tiempo, siempre he querido ser como esa mujer mala, pero lo que también quiero ser es responsable y cariñosa y no sé qué haría si le pasara algo a alguien del público, o a cualquier miembro de mi equipo, mi banda o mis bailarines".

En el pie de foto de otro post, Lady Gaga añadió: "Siento no haber podido terminar el espectáculo. Los rayos eran muy peligroso, eran imprevisibles y cambiaban de un momento a otro, los quiero. Miren, durante años, algunos de ustedes me han llamado 'madre monstruo', en mi corazón sabía que era mejor mantenerlos a salvo".

La intérprete de 'Poker Face' expresó su agradecimiento a sus 53 millones de seguidores "por creer en" ella.

"Gracias por creer en mí. Esta ha sido la mejor gira de mi vida y apreciaré este momento para siempre; me costó mucho tiempo recuperarme, pero lo hice. Claro que, POR SUPUESTO, quería cantar ‘rain on me’ para ustedes bajo la lluvia. Preferiría estar seca, pero al menos estoy viva-supongo que de alguna manera sabía que este momento sucedería y estoy tan agradecida con ustedes, a mis bailarines, a mi banda, a todo el equipo, a toda mi familia y amigos. La seguridad es lo primero. Los quiero. Gracias por las flores y los vítores y por la comprensión. La vida importa. #thechromaticaball".

La megaestrella del pop, de 36 años, dijo a los 65.000 asistentes al concierto de Miami tras tomar la decisión: "No quiero poner su vida en peligro. Vuelvan a casa sanos y salvos, que Dios los bendiga y gracias por venir a mi espectáculo", antes de concluir el espectáculo con una reverencia.