De Lady Di a Carlota Casiraghi: este es el vestido estampado que aman las 'royals'

·3 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

No una sino hasta en varias ocasiones durante los últimos años hemos sido testigo de grandes coincidencias de estilo entre varias mujeres de la realeza. A pesar de contar con armarios muy dispares, tanto en lo que a firmas se refiere como incluso a las tonalidades que conforman sus prendas, diferentes royals se han decantado por siluetas muy similares para ocasiones de renombre -el vestido capa que unió a Carolina de Mónaco y Doña Letizia sería un buen ejemplo-, han elegido una misma firma o color en un mismo periodo de tiempo, e incluso han hecho de un estampado su gran seña de identidad. Y ahí es donde los lunares, ese clásico print que nunca pasa de moda, no tiene rival.

Porque si hay un estampado que ha unido a grandes rostros de la realeza europea durante los últimos años, en todas sus versiones y estilos, ha sido este. Blusas, faldas, tops o trajes han sido llevados por nombres de la talla de Lady Di o Kate Middleton para todo tipo de eventos y actos público, pero sin duda han sido los vestidos la opción más socorrida por las royals. En concreto, aquellos que cuentan con la versión más clásica y atemporal: fondo blanco y atractivos lunares en negro.

La última en apostar por este look triunfador ha sido Carlota Casiraghi. La hija de Carolina de Mónaco se convertía en la perfecta invitada de un bautizo escogiendo un vestido midi de silueta camisera de Giambattista Valli, de manga larga y falda evasé con grandes tablas, que evocaba los diseños de los años 50 que su abuela, Grace Kelly, lucía de manera magistral.

La infanta Sofía, hija menor de los Reyes de España, también se sumaba a esta tendencia con larga tradición en la realeza. La joven elegía un delicado modelo en tono blanco con manga ligeramente abullonada, falda con vuelo y detalle de lazo en la cintura con el clásico estampado en tono negro de Carolina Herrera para la recepción de los Premios Princesa de Asturias que tenía lugar esta misma mañana.

Photo credit: ANDER GILLENEA - Getty Images
Photo credit: ANDER GILLENEA - Getty Images

Una elección romántica que ha combinado con sencillas bailarinas en tono negro firmadas por Martinelli, una de las tendencias que nunca pasa de moda.

Photo credit: ANDER GILLENEA - Getty Images
Photo credit: ANDER GILLENEA - Getty Images

Otro ejemplo reciente fue el de princesa Beatriz que en última visita al torneo de Wimbledon mostraba públicamente su amor por este diseño. La hija de los duques de York elegía un vestido midi de la firma Self- Portrait con mangas abullonadas y detalle fruncido en la zona del pecho con los lunares como protagonistas para la cita deportiva y confirmaba así su amor por este clásico estampado.

Como bien hemos mencionado, este amor por el vestido con estampado de lunares dentro del panorama royal no es casualidad. Hace unos años, y en el mismo escenario que la princesa Beatriz, era Kate Middleton quien se decantaba por un look muy similar. Una fórmula que ha repetido en más de una ocasión, siendo ella una de las grandes abanderadas de este print.

Photo credit: Karwai Tang - Getty Images
Photo credit: Karwai Tang - Getty Images
Photo credit: Carlos R. Alvarez - Getty Images
Photo credit: Carlos R. Alvarez - Getty Images

Doña Letizia, otra de las mujeres de la realeza más amadas por su estilo, también ha recurrido al diseño blanco y negro para alguna de sus salidas más veraniegas. Aunque sin duda la pionera, la encargada de poner esta silueta en el punto de mira, como it girl adelantada a las tendencias de su época, fue Lady Di. Difícil olvidar sus atuendos.

Photo credit: Tim Graham - Getty Images
Photo credit: Tim Graham - Getty Images


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente