El lado oscuro de la fama llevó a terapia a Sandra Oh

·3 min de lectura

Cuando Sandra Oh comenzó a transitar los caminos de la popularidad mediática, ya llevaba varios años haciendo sus pinitos en la industria como una actriz secundaria que nunca pasaba desapercibida. Sin embargo, ni trabajar con actores de renombre como Samuel L. Jackson o Julie Andrews, ni haber pasado por los Óscar con Entre Copas, la preparó para lo que iba a vivir con Anatomía de Grey.

Sandra Oh en Anatomía de Grey (Danny Feld/Disney General Entertainment Content via Getty Images)
Sandra Oh en Anatomía de Grey (Danny Feld/Disney General Entertainment Content via Getty Images)

La intérprete canadiense de ascendencia coreana, que actualmente triunfa con el papel de Eve Polastri en Killing Eve y acaba de estrenar nueva serie en Netflix (La directora), alcanzó la fama internacional en 2005 a través de la serie médica. A lo largo de 10 temporadas dio vida a Cristina Yang, una cirujana competitiva y sarcástica, apasionada por la ciencia y sin tacto para lidiar con los pacientes, que formaba un tándem perfecto con la protagonista Meredith Grey (Ellen Pompeo).

A pesar de su coraza fría y de tratarse del personaje menos emotivo, romántico o sensible de todos, Cristina Yang conquistó al público convirtiéndose en uno de los roles favoritos en la historia de la serie. Sin embargo, esa fama repentina la llevó a perder el anonimato que aún disfrutaba por entonces, convirtiéndose en un arma de doble filo que no supo llevar del todo bien.

Sandra Oh abandonó la serie en 2014, después de 10 temporadas y recibir premios y nominaciones en varias ocasiones. Y aunque su paso por la serie dejó un sabor inolvidable en el corazón de los fans, la experiencia fue diferente para ella. Y no porque no disfrutara su trabajo, sino porque la fama que acarreó el éxito de Anatomía de Grey y su personaje la descolocaron por completo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Para ser honesta, fue traumáticoconfesó al programa Sunday Today, explicando que en su opinión necesita “mucha privacidad” para hacer su trabajo. “Por lo tanto, cuando uno pierde su anonimidad, debes crear herramientas para seguir intentando ser real".

"Pasé de no poder salir de mi casa y esconderme en restaurantes, a ser capaz de manejar la atención, manejar las expectativas, sin perder el sentido de mí misma”. Y para conseguir controlar los aspectos de la fama que habían convertido la experiencia en un trauma, decidió buscar ayuda terapéutica. Para ella, lidiar con la fama era algo que necesitaba controlar para poder hacer su trabajo y seguir con su vida, y optó por priorizar su salud mental. “Solo tienes que esforzarte para encontrar la manera de mantenerte con los pies en la tierra. Y muchas veces se consigue diciendo que no”.

A diferencia de otros personajes que Anatomía de Grey despidió a través de trágicas muertes lacrimógenas, Cristina Yang fue de los pocos personajes que pudimos despedir con gracia. Dispuesta a ser la mejor en su profesión, la médica optaba por seguir su carrera como cardióloga aceptando una oferta de trabajo en un centro de investigación, viviendo una de las mejores despedidas en la historia de la serie con su adiós a Meredith. Reconozco que yo misma dejé de ver la serie tras la marcha de Sandra Oh (soy de las que piensan que la serie comenzó a tornarse muy repetitiva), pero también confieso que volvería a darle una oportunidad si ella volviera. Sin embargo, por mucho que los fans lleven siete años pidiéndolo, no es algo que vaya a suceder. La propia actriz asegura que pasó página tras marcharse de la serie, que si bien aprecia el cariño del público y lo mucho que quieren su regreso, ella “ya siguió adelante”.

Aparentemente, y gracias a la terapia ,Sandra Oh logró encontrar el equilibrio personal para continuar con aquella serie durante varios años, y mantenerse en el candelero hollywoodense con éxitos como Killing Eve donde su rol, incluso, es mayor que en Anatomía de Grey.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente