El lado personal desconocido de Pablo Motos

Nuria Hernández
·8 min de lectura

Un hecho histórico en televisión. Este lunes, Pablo Motos no acudía a su cita diaria desde hace quince años para presentar El Hormiguero en Antena 3. Los espectadores se llevaban una gran sorpresa al ver que al frente del programa se ponía Nuria Roca, colaboradora habitual y amiga íntima del presentador valenciano. La explicación a la ausencia llegaba pocos segundos después: Motos había estado en contacto con un positivo en coronavirus y para cumplir con el protocolo de seguridad se quedaba en su casa a la espera del resultado de la pcr. Esto no llamaría la atención si no fuera porque el presentador no ha faltado nunca a su cita con los espectadores.

MADRID, SPAIN - APRIL 02: Pablo Motos attends MY Yebenes presentation at Italian Embassy on April 02, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - APRIL 02: Pablo Motos attends MY Yebenes presentation at Italian Embassy on April 02, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

No lo ha hecho ni en sus peores momentos personales. El mismo día que moría su padre, Motos se ponía al frente de El Hormiguero sin que nadie notara el duro instante que estaba viviendo. Y lo mismo sucedía con el fallecimiento de su madre, día en el que Pablo siguió adelante con el programa guardándose el dolor y los sentimientos por tan dura pérdida. Por eso, que Motos no presente, es algo histórico para el programa de humor y entrevistas y verdaderamente han sabido solventarlo bien en el último minuto (según el propio Pablo contó desde su casa, se enteró del contacto positivo cuando ya estaba en el estudio preparando el programa y tuvo que marcharse de inmediato dejando a Nuria Roca el ‘marrón’ de presentar el espacio).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Un niño hiperactivo en una familia humilde

El valenciano es uno de los presentadores más populares de la televisión y ha creado un imperio gracias a su ingenio y buen hacer con los invitados que acuden a su programa cada noche de lunes a jueves. Pero poco se sabe de su vida personal pese a que él no duda en contar detalles de su día a día de vez en cuando a la hora de dar confianza a alguno de sus entrevistados para que se relaje y hable de sus cosas más íntimas y personales. Pablo Motos nació en Requena hace 55 años y siempre destacó por su facilidad para hacer reír a los demás. Fue un niño hiperactivo y algo rebelde que dio más de un disgusto a su madre, Amelia, como él mismo ha relatado en alguna ocasión. “Ahora intento compensar lo rebelde que fui de niño y procuro que se sientan colmados de todas las formas posibles, tanto mi padre como mi madre", confesó en 2013. Su padre era cocinero en un hospital, por las tardes trabajaba en una fundición y los fines de semana vendía revistas, para lo que se llevaba al pequeño Pablo como ayudante. Pasó muchos días castigado por sus travesuras.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La música comenzó a interesarse muy pronto y tomaba clases de guitarra al salir del colegio. Los fines de semana acudía a fiestas flamencas y se pasaba hasta doce horas tocando. Junto a Fernando Romero participó en el Festival de Benidorm de 1993 como compositor de Sabed amigos, canción que ganó el primer premio en dicho año. Llegó a tener un grupo de música cuando era tan solo un adolescente y muy pronto comenzó a hacerse un hueco en las radios locales de su tierra como locutor y dj en una discoteca de Requena. MIentras estudiaba Electrónica, Radio Requena hizo un programa en la discoteca en la que trabajaba y le contrató. De hecho, llegó a ser director de Radio Requena con 19 años y lo compaginaba limpiando cristales por las tarde. Luego trabajó en Radio Nacional en Utiel y Onda Cero Valencia, donde se puso al frente de varios programas (Aquí hay más de uno, Mareando la perdiz y Hacia el dos mil) en los que unía música y humor a la perfección. Poco a poco fue creciendo como profesional y su nombre ya era uno de los más potentes en el sector radiofónico y llegó a colaborar con Julia Otero. En 2002 se convertía en presentador de No somos nadie, en M80 Radio, donde cada mañana despertaba a los oyentes con mucho humor. El programa fue el germen de El Hormiguero, ya que ya contaba con colaboradores como Trancas y Barrancas o Marron.

Portrait of the journalist, presenter and tv host, Pablo Motos.  (Photo by Jose R. Aguirre/Cover/Getty Images)
Portrait of the journalist, presenter and tv host, Pablo Motos. (Photo by Jose R. Aguirre/Cover/Getty Images)

Un imperio con su productora

Pero la televisión siempre le llamó la atención y sus inicios en la pequeña pantalla no fueron poniéndose delante de la cámara sino detrás. Fue uno de los creadores del mítico programa de monólogos El Club de la comedia, espacio que descubrió a grandes cómicos hoy consagrados gracias a los guiones, entre otros, de Pablo Motos. Sus primeros pasos para montar el gran imperio que hoy tiene fue de la mano de Manel Fuentes. Motos fue el creador de La noche con Fuentes y cía, un espacio nocturno de entrevistas presentado por el catalán en el que Pablo era coordinador de guión y productor ejecutivo. Su gran momento llegó en septiembre de 2006 al lanzar en Cuatro El Hormiguero, que en un primer momento se emitía los domingos por la tarde. A partir del año siguiente, ya sería un espacio diario de lunes a jueves y continuaba con un especial los sábados por la noche. El público les cogió tanto cariño que él y las hormigas Trancas y Barrancas dieron las Campanadas en 2007 en Cuatro.

El gran salto lo dieron él y su amigo y productor Jorge Salvador, con el que montó 7 y Acción en 2008, la productora con la que hacen El Hormiguero y ahora también El Desafío (en 2008 crearon Guerra de sesos para Telecinco; en 2010 Tonterías las justas para las sobremesas de Cuatro; en 2011 Otra movida para Neox y en 2013 Así nos va para laSexta). En 2011 arrancaban nueva temporada del programa pero en Antena 3, cadena en la que llevan desde entonces siendo líderes de su franja día tras día. Según publica El Español, la productora factura unos 28 millones de euros al año y Motos es el presentador más rico por encima de Ana Rosa Quintana y Susana Griso.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Enamorado desde hace 20 años

Pero la trayectoria de Pablo Motos también le ha dado a una de las personas más importantes de su vida: su mujer. Un día, mientras trabajaba en Onda Cero Valencia, conoció a Laura Llopis, que entonces trabajaba en producción. Ella pasó de él durante un tiempo, pero un día, la joven comentó que hacía mucho frío y Motos, que ya se había fijado en ella, salió corriendo a comprarle una estufa. El gesto no pasó desapercibido y Laura le empezó a ver de otra manera. Primero fueron grandes amigos y, como el propio Pablo ha contado, una de las veces que la llevaba a su casa en coche, el valenciano le preguntó si sentía algo por él. Ella respondió: “Bueno”. Para Motos eso fue suficiente, paró el coche y la besó.

A partir de ahí, no se han separado y ella es su mano derecha en la productora además de jefa de guion de El Hormiguero. No tienen hijos en común, pero las dos hijas de Laura mantienen una relación excepcional con Pablo e incluso también trabajan en el programa Laura es jefa de guión en El Hormiguero. En el programa también están sus hijastras (una de ellas en guión y la otra en atrezzo). “Mi mujer es mucho mejor que yo en todo, es mejor persona, más culta”, ha dicho Pablo sobre el amor de su vida. "El guión no vale de nada hasta que Pablo lo hace suyo. Debe conquistar al entrevistador y no conozco a nadie tan riguroso como él", decía ella en la revista TP sobre su pareja y jefe. La pareja vive en un piso de 1,5 millones de euros en el exclusivo Barrio de Salamanca y cuentan que los sábados dejan el teléfono y el estrés a un lado para estar juntos sin nada que les distraiga.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Yoga y amigos VIP

Pese a ser uno de los presentadores mejor pagados de la televisión en España, Pablo Motos no presume de grandes lujos. Le gusta llevar una vida tranquila al lado de su mujer y cuando no trabaja prefiere el relax a las fiestas o eventos sociales. A diario intenta practicar boxeo y yoga, algo que le ha llevado a tener una vida saludable y gracias a lo que además puede desconectar del estrés diario que le supone conducir, dirigir y producir El Hormiguero con más de cien personas a su cargo. Reconoce que es asmático y alérgico a los gatos y que está algo ‘obsesionado’ con los complementos alimenticios (dice que tiene uno para cada cosa que le pasa). Además, es un gran estudioso del cerebro y siempre está leyendo libros o artículos sobre temas que tienen que ver con su funcionamiento.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Gracias a su excelente trayectoria, Pablo Motos ha conocido a los más grandes del mundo del deporte, la política o el espectáculo. Algunos de estos personajes se han convertido en grandes amigos del valenciano. Presume de mandarse mensajes con Will Smith, la primera super estrella que fue al programa y con el que además también estuvo a punto de cerrar un gran acuerdo laboral para emitir El Hormiguero en Estados Unidos. Sin duda, uno de sus grandes amigos es Sergio Ramos, uno de sus leales escuderos y con el que comparte cenas y comidas interminables que concluyen con Pablo tocando la guitarra y el futbolista cantando flamenco. Otro de sus buenos amigos es Alejandro Sanz. El cantante ha estado muy cerca de Pablo en sus peores momentos, como cuando perdió a su padre y Pablo siempre habla maravillas del artista a nivel personal.

Más historias que te pueden interesar: