La verdadera razón tras la decisión de Ryanair de cerrar 4 bases y despedir a más de 500 trabajadores en España

Jaime Quirós – La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair está otra vez en el punto de mira. Fundada por Tony Ryan en 1985 con 25 trabajadores, a lo largo de los años se ha convertido en la aerolínea más rentable del mundo, gracias a la reducción de costes. A día de hoy, es la aerolínea low cost que realiza más viajes en Europa, con más de 2.000 rutas y 84 bases. En España tiene 13 distribuidas por diferentes regiones.

Pero estos números van a cambiar pronto: la compañía ha comunicado a sus trabajadores el cierre de cuatro de las 13 bases españolas y el inicio de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 500 trabajadores ahora, y 164 más unos meses más tarde.

Avión de Ryanair. Foto: FRANK PERRY / AFP / Getty Images

Los tripulantes de cabina de pasajeros han programado diez días de paros para este mes en protesta por el cierre. Los pilotos se han sumado a las protestas. Aunque argumentan que van a luchar hasta el final para que no se lleven a cabo los planes de la compañía, son bastante pesimistas y tienen pocas esperanzas de que Ryanair de marcha atrás. Parece que la compañía va a llevar hasta el final su decisión.

¿Las causas? Un giro en la política de negocio de la compañía. Argumenta que el motivo es el precio del combustible, los costes laborales y el retraso en la entrega de nuevos aviones. Pero el verdadero motivo parece ser la concentración de su negocio en vuelos de menos de 3 horas en los que gasta poco combustible y abrir bases en países que financien con subvenciones su llegada. Las regiones ‘elegidas’ son Ucrania, Georgia, Marruecos, Europa oriental, Líbano, Jordania e Israel. El negocio parece atractivo: el subsidio que otorga el Ministerio de Turismo a las aerolíneas europeas que conecten con Israel asciende a 60 euros por pasajero.

52 de los 214 aueropuertos en los que opera Ryanair están subvencionados. La fama de la compañía de aprovechar en exceso el dinero de inversión pública para que instaure bases parece cierta. ¿Significa esto que si no recibe dinero de todos los ciudadanos no pone o no mantiene sus bases? Tiene bastante pinta. Da la sensación de que a la mínima que ve más negocio en el país vecino o le financian su traslado, abandona las anteriores bases.

La decisión de Ryannair perjudica a cientos de familias que quedan sin trabajo y para la economía de nuestro país, en general, que perderá viajeros y sus correspondientes aportaciones a la economía en forma de gastos. Si no llegan turistas, no llega dinero. Y el que recibirá un verdadero ‘mazazo’ en toda regla es el sector turístico de Canarias, que supone el 35% del PIB de la región. Tres de las cuatro bases españolas que cierra la compañía están en las islas.

Que no haya vuelos más económicos (que no baratos) es un verdadero freno para competir con otros destinos. Queda tiempo para llegar a alguna solución, pero hay que querer encontrarla.

También de interés. ‘Puedes ignorar los email que te lleguen fuera del horario de trabajo: la ley te protege’

IDNet Noticias