La ventaja (para el corazón) de tener ciclos menstruales largos

·4 min de lectura
Con la llegada de la menopausia, la duración del ciclo menstrual cambia y se alarga. El momento de ese cambio podría proporcionar pistas sobre el riesgo de enfermedad cardíaca de una persona, dicen los investigadores. (Foto: Getty)
Con la llegada de la menopausia, la duración del ciclo menstrual cambia y se alarga. El momento de ese cambio podría proporcionar pistas sobre el riesgo de enfermedad cardíaca de una persona, dicen los investigadores. (Foto: Getty)

A pesar de las connotaciones negativas que durante años ha tenido la menopausia, muchas mujeres se sienten liberadas cuando se les empieza a retirar la menstruación porque por fin pueden vivir sin estar 'monitarizando' su regla cada mes para ver si todo va bien. Sin embargo, los expertos destacan la importancia de conocer la duración de tu ciclo menstrual también cuando estás cerca de la menopausia.

De hecho, es quizás en esta etapa cuando más atención deberías prestar a su ciclo menstrual ya que de acuerdo con una nueva investigación, la duración del ciclo menstrual antes de la menopausia puede ser una señal de riesgo cardíaco.

En combinación con otras características y medidas de salud relacionadas con la menopausia, los cambios en la duración del ciclo menstrual podrían ayudar a los médicos a predecir qué mujeres pueden tener mayor o menor riesgo de enfermedad cardiovascular y recomendar estrategias preventivas. Es la conclusión principal de un nuevo estudio publicado en la revista Menopause.

"La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte de las mujeres y el riesgo aumenta significativamente después de la mediana edad, por lo que creemos que la menopausia podría contribuir a esta enfermedad", cuenta el autor principal, Samar El Khoudary, profesor asociado de epidemiología en la Universidad de Pittsburgh, Pensilvania, Estados Unidos.

La duración promedio de un ciclo menstrual es de 28 días, pero esto puede variar a lo largo de la vida fértil de las mujeres en función de muchos factores. Además, cuando se aproxima la menopausia- la época en la que desaparece la menstruación- las mujeres pueden tener más cambios en sus ciclos, sofocos u otros síntomas. Es lo que se conoce como la transición a la menopausia o perimenopausia.

Por otro lado, las mujeres con ciclos cortos frecuentes pasan más tiempo con niveles altos de estrógeno en comparación con aquellas con ciclos largos, y esta variación en los niveles hormonales podría explicar por qué los ciclos largos e irregulares durante los años reproductivos se han relacionado con enfermedades cardiovasculares, cáncer de mama, osteoporosis y otras condiciones.

Ahora, este estudio aporta novedades y sugiere que los patrones del ciclo menstrual pueden ser un nuevo marcador de la salud vascular futura que puede ayudar a identificar grupos con mayor o menor riesgo de aterosclerosis después de la menopausia.

"La menopausia no se activa haciendo clic en un botón. Es una transición de varias fases en la que las mujeres experimentan muchos cambios que podrían ponerlas en mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. El cambio en la duración del ciclo, que está relacionado con los niveles hormonales, es una medida simple que podría indicar nosotros que estamos en mayor riesgo", cuentan los investigadores.

Para descubrirlo los investigadores realizaron un seguimiento a 428 mujeres de 45 a 52 años durante un máximo de 10 años o hasta la posmenopausia. Durante este tiempo recopilaron datos del ciclo menstrual durante la transición de la menopausia y evaluaron el riesgo cardiovascular después de la menopausia midiendo la rigidez arterial o el grosor de las arterias.

El estudio caracteriza los cambios en la duración del ciclo durante la transición de la menopausia, y encontró que las mujeres cuyo ciclo aumentó dos años antes de su último período menstrual tenían mejores medidas de salud vascular que aquellas que tenían ciclos estables durante esta transición.

Los resultados mostraron que aproximadamente el 62 por ciento de las participantes tenían ciclos estables que no cambiaron apreciablemente antes de la menopausia, mientras que el 16-22 por ciento experimentaron un aumento temprano o tardío, definido como un aumento en la duración del ciclo cinco años o dos años antes de su último período menstrual, respectivamente.

“Estos hallazgos son importantes porque muestran que no podemos tratar a las mujeres como un solo grupo: las mujeres tienen diferentes trayectorias del ciclo menstrual durante la transición de la menopausia, y esta trayectoria parece ser un marcador de la salud vascular”, aclaran los autores.

En comparación con las mujeres con ciclos estables, las del grupo de aumento tardío tuvieron medidas significativamente más favorables de la dureza y el grosor de las arterias, lo que indica un menor riesgo de enfermedad cardiovascular. Las mujeres en el grupo de aumento temprano tuvieron las peores medidas de salud de las arterias.

Los investigadores plantean la hipótesis de que las trayectorias del ciclo menstrual durante la menopausia reflejan los niveles hormonales, que a su vez contribuyen a la salud cardiovascular. Y en concreto creen que los niveles altos de estrógeno pueden proteger el corazón en mujeres jóvenes con ciclos cortos, pero esta hormona puede ser menos protectora en la vejez.

Sin embargo, los propios autores consideran que es necesario evaluar los cambios hormonales para probar esta hipótesis y explorar si los patrones del ciclo menstrual están relacionados con otros factores de riesgo cardiovascular como la grasa abdominal, que ya se asoció con el riesgo de enfermedad cardíaca en mujeres menopáusicas.

Más historias que te pueden interesar:

La explicación médica tras la foto viral de una mujer con metástasis que recuperó la menstruación

El sexo es tan bueno para tu salud que, según la ciencia, retrasa la menopausia

Menopausia: no es el comienzo de la vejez ni el acabose

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente