La venganza de Rocío Carrasco: nueva demanda a Antonio David

Lejos de mostrar un acercamiento para firmar la paz, está dispuesta a recrudecer la guerra con el padre de sus dos hijos. De hecho, Rocío Carrasco está preparando su enésima demanda contra Antonio David Flores, para vengarse así de todo el mal trago que le ha hecho pasar el ex guardia civil por sus declaraciones incendiarias en las fechas cercanas a su boda con Fidel Albiac.

Rociíto denunciará Antonio David por alzamiento de bienes, según apunta el abogado García Marcos en la revista Lecturas. La presunta presentadora le viene reclamando 200.000 euros desde hace años y su ex no termina de pagárselos, aunque éste no para de trabajar. ¿Dónde termina todo el dinero que el padre de sus hijos gana en televisión y exclusivas? Pues eso se pregunta Carrasco, quien no ha dudado en acudir a los tribunales para encontrar la respuesta.

Para encontrar el origen de esta nueva trama del culebrón del clan Mohedano, hay que retroceder varios años en el tiempo. En concreto, hasta el año 2000, fecha en la que Rocío Jurado acudió a un programa de televisión argentina Hola, Susana y terminó poniendo a caldo a quien fue en su día su yerno. “Cuando mi hija rompió Antonio David, se quedó muy mal. Le ha hecho la vida insoportable y aún se la sigue haciendo. Ha sido una persona nefasta y eso afectó a la vida de todos nosotros”, dijo la Más Grande.

El ex guardia civil no dudó entonces en contraatacar a la cantante en los tribunales y reclamarle ¡6 millones de euros! –mil millones de las antiguas pesetas–, por esas declaraciones que consideró injuirosas. Sin embargo, la Justicia se puso de parte de la Jurado y al yerno díscolo le tocó afrontar las costas del pleito: 85.478 euros, de la Primera Instancia; otros 50.800 por la Audiencia Provincial; otros 40.775 del Tribunal; y otros 35.000 euros de intereses. Un total de 211.053 euros que Rocío Carrasco, aún muerta su madre, no piensa perdonárselos al padre de sus hijos.

Antonio David, que asegura estar en bancarrota, habla de este tema así: “Me condenaron a costas a pagar un millón de euros y mi economía no da para pagar ese dinero. No soy insolvente, tengo mi sueldo embargado”. Pues Rociíto no piensa descansar hasta que no cobre esa deuda heredada de su progenitora.