La trilogía de Wolverine con Tom Hardy que nunca veremos

Remontémonos a comienzos de la actual década, años antes de las discutidas X-Men: Apocalipsis y X-Men: Fénix Oscura, cuando Matthew Vaughn (Kick-Ass, Kingsman) regaló a los fans de los mutantes de Marvel la estupenda precuela X-Men: Primera generación.

Imagen promocional de Venom (©Sony Pictures) y Logan (©20th Century Fox)

Transportándonos a los coloridos años 60, Primera generación reinició la popular franquicia con un elenco de primera categoría que incluía nombres como James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence o Nicholas Hoult. Y aunque distaba de ser perfecta (olvidemos a January Jones como Emma Frost), la película logró reavivar el interés por una nueva línea temporal en la saga de X-Men y llegó a engendrar una secuela.

Si bien Vaughn tenía planes ambiciosos que comprendían una trilogía de películas sobre los momentos más icónicos de los jóvenes mutantes tuteados por Charles Xavier, 20th Century Fox optó directamente por llevar adelante X-Men: Días del futuro pasado con Bryan Singer (director de cuatro películas de la franquicia).

Pero si contemplamos la idea de aquel universo X-Men a cargo de Vaughn, nos damos cuenta que las cosas podrían haber sido muy diferentes para una franquicia que ahora se lame las heridas tras el fracaso de Fénix Oscura

En una entrevista con ComingSoon, Vaughn ha explicado su intención de dirigir aquella trilogía de X-Men para así competir con las entregas co-protagonizadas por Patrick Stewart e Ian McKellen.

Los fans de la franquicia recordarán cómo Hugh Jackman regresaba (aunque brevemente) al papel de Lobezno / Wolverine en Primera generación. Pero si Vaughn hubiera estado en la silla del director en la secuela, lo más probable es que hubiese introducido a Tom Hardy como el nuevo Logan.

Cuando terminé el guion de Días del futuro pasado y lo tenía listo para rodar, pensé que sería divertido fichar a Tom Hardy o a otro como el joven Lobezno, y después unirlo todo al final”, contó el cineasta al sitio web.

Así como Días del futuro pasado tenía a Lobezno en el núcleo de su historia, también la secuela de Vaughn iba a centrarse en él. La película también habría saltado en el tiempo y habría estado ambientada en la década de los 70, y por supuesto habría cubierto la historia de los cómics que daba título a la película. Sin embargo, Vaughn pretendía esperar a una tercera y última entrega antes de abordar la historia de Chris Claremont, John Byrne y Terry Austin, publicada en 1981.

Aunque Vaughn no detalla qué es lo que esperaba de su proyecto sobre el joven Lobezno, sí aclara que no quería tocar la historia de Apocalipsis en absoluto. Dado el poder que suponía combinar dos mundos de X-Men en Días del futuro pasado, Vaughn entendió que lo lógico era reservar este as para la última jugada.

Ver a McAvoy, Fassbender, Stewart, Jackman, Lawrence, Hoult, Halle Berry, Ellen Page, Evan Peters, Kelsey Grammer e incluso Famke Janssen en la gran pantalla fue algo sencillamente mágico para los fans de X-Men. No en vano Días del futuro pasado tuvo una impresionante recaudación internacional de casi 670 millones de euros en todo el mundo, convirtiéndose en la película más taquillera de la franquicia después de Deadpool y su secuela.

X-Men: Primera generación, la precuela que reavivó el interés por la franquicia de los mutantes. (Imagen del cartel promocional: © 20th Century Fox)

No está claro si una película de Vaughn entre Primera generación y Días del futuro pasado habría ayudado o perjudicado a una hipotética tercera entrega. Lo que sí parece evidente es que la fría acogida que tuvo X-Men: Apocalipsis hizo un flaco favor a la malograda Fénix Oscura

Finalmente, el (hoy) controvertido Bryan Singer retornaría a la franquicia que el mismo arrancó en 2000 para hacerse cargo del proyecto de Días del futuro pasado. Vaughn entregó las riendas y se retiró para centrarse en Kingsman. Con todo, una Días del futuro pasado sin Hugh Jackman podría haber arruinado la trilogía de Lobezno que Fox remató en 2017 con la elogiada Logan

Aunque Vaughn cedió su idea hace ya tiempo, esto no ha impedido que el cineasta exprese su opinión crítica sobre el manejo de la franquicia X-Men por parte de Fox: “Leyeron Días del futuro pasado y pensaron:“¡Oh, esto es demasiado bueno! ¡Vamos a hacerla ahora!”.

Y yo les dije: “Bien, pero ¿qué vais a hacer después? Creedme, no tenéis a dónde ir”. Y entonces hicieron Apocalipsis y fue como… Incluso dándole la vuelta habría sido mejor. Hollywood no entiende de ritmo. Sus ejecutivos conducen a 160 km/h mirando por el retrovisor y no entienden por qué se estrellan”.

Anteriormente, Vaughn afirmó que consideraba Primera generación como su propia Batman Begins, que le habría permitido profundizar en la historia con una secuela al estilo El caballero oscuro. Desgraciadamente, los fans tendrán que acostumbrarse a la cima alcanzada por Días del futuro pasado, seguida por un deslucido canto del cisne para los mutantes de Fox.

Por supuesto, no se descarta por completo que Hardy acabe interpretando a Logan. Dicho esto, el londinense de 41 años parece muy centrado en su Venom-verso, y además se prevé que los X-Men se incorporen próximamente al Universo Cinematográfico Marvel de Disney –con lo que un rostro nuevo asumiría el papel del mutante de las garras metálicas.

Entre los candidatos más sonados para encarnar a Lobezno ha habido nombres tan dispares como Daniel Radcliffe, Zac Efron, Jason Momoala opción favorita de Vaughn, Taron Egerton (Kingsman). Por desgracia, parece improbable que el cineasta esté al mando cuando tenga lugar este esperado relevo...

Para seguir leyendo:

Un guionista de Marvel apunta a Taron Egerton como el próximo Wolverine

X-Men: Fénix Oscura consigue un récord inesperado en la taquilla