La trifulca de Kiko Rivera con los Reyes Magos

Antonio Diéguez

Como muchos otros padres, Kiko Rivera e Irene Rosales se llevaron a la pequeña Ana y su hermano Francisquito, el hijo que el DJ tuvo con Jessica Bueno, a ver la cabalgata de los Reyes Magos la tarde del 5 de enero. Lo hicieron en la localidad sevillana de Castillejo de la Cuesta y lo que debía haber sido una estampa entrañable en familia, la celebración navideña se convirtió en una auténtica batalla campal.

Kiko Rivera e Irene Rosales

Sus majestades de Oriente se aproximaron al lugar en el que estaba Kiko con toda su prole y empezaron a tirarles caramelos. Sin embargo, el hijo de Isabel Pantoja no estaba conforme con que la fuerza con la que los Reyes arrojaban los dulces y les empezó a gritar: “¡Quillo, vale!”.

Al ver que los Reyes Magos no cambiaban su comportamiento, Rivera decidió plantarles cara y devolvérsela con la misma moneda. Así el DJ terminó a ‘caramelazo’ limpio con los monarcas. Los vecinos de Castillejo de la Cuesta que presenciaron la escena no daban crédito. Todo de traca, vamos.

¿Qué hizo Irene Rosales durante la trifulca de su marido? Pues pasó de todo y prefirió disfrutar de la cabalgata con la pequeña Ana en brazos y su hijastro, Francisquito. De hecho, la joven estuvo sacando fotos a los Reyes Magos con los dos niños.  ¿Tomarían represalias sus majestades de Oriente y le traerían carbón a Kiko? Esperemos que no se vengaran con los nietos de Isabel Pantoja.