La stripper que interpreta Jennifer Lopez amenaza con denunciar a la productora de Estafadoras de Wall Street

Estafadoras de Wall Street (Hustlers), la comentadísima película en la que Jennifer Lopez interpreta a la lideresa de un grupo de strippers que estafa y roba a sus adinerados clientes, vuelve a estar en el centro de la polémica. Y es que Samantha Barbash, la stripper real en la que se basa el personaje de Ramona Vega que encarna JLo, amenaza con demandar a la productora por una “flagrante violación de sus derechos”.

En Estafadoras de Wall Street, Jennifer Lopez interpreta a Ramona, personaje basado en la stripper Samantha Barbash. (Imagen: STXfilms. 2019 STX Financing, LLC. All Rights Reserved. / Instagram (@iam_missfoxita)

En efecto: Barbash asegura que en ningún momento dio permiso para que se hiciera una película sobre su vida, y que en consecuencia demandará en los próximos 9 días si antes no se llega a un acuerdo extrajudicial. Recordemos que la stripper hizo pública su historia a través de un artículo viral de la revista New York allá por 2005 –un texto que sirvió de principal fuente a inspiración para el proyecto STX Films.

Un representante de la productora ha respondido a la amenaza de demanda: “Defenderemos nuestro derecho a contar historias basadas en hechos reales que son de dominio público y esperamos poder resolver este asunto ante el juez”.

Lo cierto es que en STX no tienen motivos para estar preocupados, pues ya en 2017 una mesa de tres jueces votó a favor del derecho (recogido por la Primera Enmienda) a crear una película de ficción que recree sucesos reales –cuando Olivia de Havilland demandó a la cadena FX por retratar su vida en la serie Feud.

Los libros, las películas, las obras teatrales y las series de televisión suelen retratar a personas reales”, deliberó el tribunal en aquel caso.

Tanto si alguna de las personas retratadas en estos trabajos creativos es una conocida estrella de cine –“una leyenda viviente”– como si es alguien que nadie conoce, dicha persona no es propietaria de la historia”.

Ni tampoco tiene el derecho legal de controlar, dictar, aprobar, desaprobar o vetar el retrato de personas reales por parte del creador o la creadora”.

La demanda de Barbash tiene lugar después de que la stripper asegurase que Lopez nunca contactó con ella para conocer más detalles sobre la persona que iba a interpretar en pantalla –y de que acusara a los productores de ofrecerle “calderilla” por los derechos de su vida.

Lorraine, la productora, contactó con mi abogado, pero aquello fue de broma y no quiero avergonzarles diciendo lo que… Digámoslo así, tengo bolsos de Hermes que valen más”, dijo Barbash a TMZ.

Estrenada en EEUU el pasado 13 de septiembre y tras desatar las apuestas en favor de una nominación al Oscar para Jennifer Lopez, Estafadoras de Wall Street llegará a nuestra cartelera el próximo 8 de noviembre.

Para seguir leyendo:

El prejuicio de los Oscar: los actores guapos y sexys sufren el desprecio de la Academia

Jennifer Lopez se emociona al saber que tiene posibilidades a los premios Oscar por primera vez

Tensión, sudor y moretones: los ensayos de Jennifer Lopez para Estafadoras de Wall Street