La sequía goleadora de Benzema preocupa a todos

David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

El Real Madrid volvió a ganar, por la mínima, y con gol que no marcó un delantero.

Más allá del partido ante el Unionistas, en el que los goles se los repartieron Brahim Díaz y Gareth Bale, la última vez que un delantero blanco anotó un gol fue en el minuto 95 del encuentro ante el Valencia, en 15 de diciembre del año pasado.

Fue Karim Benzema quien remató el balón que ganó en el aire Thibaut Courtois, y desde entonces no habido ningún otro hombre de ataque que haya embocado un balón en la portería contraria ni en Liga ni en la Supercopa de España.

Es sin embargo la sequía goleadora de Benzema la que debe preocupar sobremanera en el club.

Es cierto que unas molestias musculares le hicieron perderse los partidos ante Valencia y Atlético de Madrid en Arabia Saudí, pero eso ocurrió después de que su contador se quedara a cero ante el FC Barcelona y el Athletic de Bilbao, partidos que el Real Madrid acabó empatando 0-0.

REUTERS/Juan Medina

Esa falta de punch del francés en las grandes noches ha sido uno de sus mayores handicaps a lo largo de su carrera, pero este año puede acabar siendo uno de los grandesimpedimentos que encuentre el Real Madrid para alcanzar sus metas.

Con Bale en huelga de brazos caídos, Jovic, Vinicius y Rodrygo a medio cocinar, y Mariano y Brahim apartados --y quien sabe si cedidos de aquí a que se cierre el mercado de invierno--, la cuota goleadora del equipo recae sobre los hombros del delantero francés, por lo que estar más de un mes sin un solo tanto que llevarse a la boca ha disparado las alarmas.

Benzema lleva 12 goles en el presente campeonato liguero, peleando el Pichichi cara a cara con Lionel Messi. Además, ha celebrado cuatro tantos más en la Champions League, por lo que sus números no son para nada desdeñables.

Sin embargo, con el ex del Lyon siempre queda la duda de saber cuando se le cortará el grifo de los goles. El año pasado, tras la salida de Cristiano Ronaldo del club, Karim dio un paso al frente y anotó 30 goles en una temporada aciaga para el club merengue, pero en la anterior temporada solamente hizo 12 tantos.. Este año se espera que esté en unos números similares los del año anterior, pues con la pobre aportación del resto de la plantilla, sería catastrófico que Benzema dejara de ver puerta de forma constante.

De momento Zinedine Zidane ha contado con la ayuda de sus medios y de Sergio Ramos para mitigar la falta de gol de sus atacantes, pero no es realístico pensar que entre Kroos, Modric, Isco, Valverde y el impresionante Casemiro, sostengan al equipo en la fase ofensiva.


Quality Sport Images/Getty Images

Zidane también ha dicho ya por activa y por pasiva que no piensa incorporar ningún jugador en este mercado de invierno, y hasta ha asegurado que la situación de Mariano y Brahim no va a cambiar, por la que la presión sobre Karim seguira aumentado mientras pasen las semanas y no sea capaz de anotar.

Mientras el Atlético de Madrid cierra el fichaje de Edinson Cavani y el Barça echa el resto por Rodrigo, los merengues redoblarán su apuesta por Benzema, al menos hasta que el verano que viene o el otro se finiquite el fichaje de Kylian Mbappé.

Hasta que eso ocurra, todos los ojos continuarán estando sobre el 9 del equipo, por lo que Karim debe hacer todo lo que esté en su poder para acabar con su actual sequía goleadora.

Más historias que te pueden interesar: