La salida (forzosa) del armario de Jordi González

A pesar de que presenta algunos de los programas más exitosos de la televisión española, Jordi González siempre había conseguido mantener su vida privada alejada sin ser noticia. Sin embargo, esa tranquilidad ha sido trastocada por el vidente Octavio Acebes, que ha sacado del armario al catalán en una entrevista, para sorpresa de toda la audiencia.

Jordi González, sacado del armario (GTres).

Este fin de semana el pitoniso ha visitado el plató de Viva La Vida para hablar de su delicada situación económica y ha terminando hablando Jordi González: no sólo de su rota amistad, sino también de la actual pareja del catalán. “Le tengo cariño porque cuando yo vivía en Barcelona, él y su novio Sergi Mateu…”, ha dicho Octavio delante de la presentadora del espacio de Telecinco, Toñi Moreno.

Jordi González y Sergi Mateu, según Octavio Acebes, pareja del presentador (Instagram/GTres).

La andaluza que conduce Viva La Vida se dio cuenta de las palabras del vidente y le interrumpió ipso facto para silenciarle: “Quiero que te calles un momento. No estoy de broma ahora mismo”. Es más, Moreno le echó una buena reprimenda a Acebes en directo: “No te voy a permitir que bajo ningún concepto hables de la vida privada de nadie, que digas cosas que no puedes demostrar y que manches su nombre, porque no te lo voy a consentir”.

Las palabras de Toñi Moreno también han resultado un tanto desconcertantes: ¿ser gay mancha el nombre de alguien? ¿Acaso es algo deshonrable? Otra cosa es que se haya revelado la condición sexual de Jordi González sin su consentimiento. Y de eso sabe mucho la andaluza: a Toñi también la sacaron del armario hace unos meses, cuando salía con la presentadora María Casado.

Además, ha sorprendido la identidad de la presunta pareja de Jordi, Sergi Mateu. Se trata del actor catalán de 61 años, famoso por su papel de doctor Santiago Bernal en Hospital Central, serie en la que trabajó entre el 2000 y 2007. De momento, ni González ni Mateu se han pronunciado públicamente sobre las palabras de Octavio Aceves.