¿La ropa con la que fue Bernie a la investidura de Biden personifica el "privilegio blanco"? Una maestra cree que sí

Noticias Internacional
·5 min de lectura

POR David Knowles/SAN FRANCISCO — Pocas horas después de la toma de posesión del presidente Joe Biden, Internet se llenó de imágenes del senador Bernie Sanders sentado, con la cara inmutable y abrigado contra el frío con una parka y unos guantes de colores. El meme se tradujo en una bonanza de recaudación de fondos para organizaciones sin ánimos de lucro y el símbolo de una nueva administración que se pone manos a la obra, en contraste con la imagen cuidadosamente cultivada de su predecesor.

¿Quién podría criticar algo así?

Bueno, al menos una persona, una profesora de una escuela secundaria pública de San Francisco llamada Ingrid Seyer-Ochi, quien escribió un artículo de opinión en el San Francisco Chronicle que fue publicado el domingo y se volvió viral rápidamente. La objeción de Seyer-Ochi fue al “privilegio, el privilegio blanco, el privilegio masculino y el privilegio de clase”, simbolizado por la decisión de Sanders de llevar una chaqueta de snowboard de Burton relativamente informal y guantes de lana reutilizados.

Bernie Sanders en la inauguración de Joe Biden. (Caroline Brehman/Pool vía Reuters)
Bernie Sanders en la inauguración de Joe Biden. (Caroline Brehman/Pool vía Reuters)

Seyer-Ochi abordó el tema con sus estudiantes y dijo que ellos también estaban molestos por lo que vieron: el mensaje implícito que enviaba la elección de la ropa de Sanders.

“¿Qué vieron? Vieron a un hombre blanco con una chaqueta acolchada y guantes enormes, distante, no solo por el distanciamiento social, sino por su comportamiento y vestimenta”, escribió Seyer-Ochi. Agregó: “¿Qué vi? ¿Qué pensé que debían haber visto mis alumnos? Un hombre blanco y rico, increíblemente privilegiado y con buena educación, que se presentó en el que probablemente haya sido el acontecimiento más importante de la década usando una chaqueta acolchada y unos guantes enormes.

“No conozco a muchas personas pobres, de clase trabajadora o mujeres que luchan para que les tomen en serio que se presenten a la toma de posesión de nuestro 46° presidente vestidas como Bernie”.

Antes de la ceremonia de investidura, Seyer-Ochi también había hecho que sus estudiantes analizaran las imágenes de los disturbios del 6 de enero protagonizadas por los partidarios del expresidente Donald Trump en el Capitolio de Estados Unidos.

“Esto”, dijo a sus alumnos sobre las imágenes de ese día, “es la supremacía blanca, este es el privilegio de los blancos. Puede ser difícil de conceptualizar, pero cuando lo vemos, lo sabemos”.

“No quiero de ninguna manera exagerar los paralelismos. El senador Sanders no es un insurrecto supremacista blanco. Pero representa el privilegio, el privilegio blanco, el privilegio masculino y el privilegio de clase de una manera que mis alumnos pueden ver y sentir”, escribió Seyer-Ochi.

Sanders monetizó su fama viral recaudando más de 1,8 millones de dólares para diversas causas, concediendo licencias para camisetas y otros productos de merchandising con la ahora icónica imagen. Entre los beneficiarios se encuentran: Meals on Wheels, Feeding Chittenden, Vermont Parent Child Center Network, Chill Foundation, Bi-State Primary Care Association y centros para personas mayores.

El artículo de Seyer-Ochi fue el más leído en SFGate.com el domingo, pero las respuestas en las redes sociales fueron poco favorables.

¿Qué demonios significa esto? Ni siquiera lo entiendo. El hombre usaba guantes y un abrigo gordo porque hacía frío y luego se marchó y recaudó un montón de dinero para donarlo a la caridad.

Qué artículo tan estúpido y espantoso: todo basado en cómo se vestía Bernie. Tan estúpido y burdo como es, representa un sector cada vez más grande y creciente del pensamiento liberal de izquierda:

Esta última tormenta en un vaso de agua siguió a otra controversia sobre la corrección política: la resolución de la Junta de Educación de San Francisco la semana pasada recomendando el cambio de nombre de 44 escuelas que honran a personas que algunos consideran desfavorables según los estándares actuales. La comisión encargada de la decisión declaró que su criterio se basaba en si el homónimo de una escuela había “participado en la subyugación y esclavización de seres humanos o había oprimido a las mujeres inhibiendo el progreso social; o cuyas acciones condujeron al genocidio o disminuyeron significativamente de alguna otra manera las oportunidades de personas entre nosotros en lo que respecta al derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

A diferencia de controversias similares que han estallado en otros estados en los últimos años, esta no involucró a héroes confederados, aunque uno de los nombres considerados ofensivos fue el de la senadora principal de California, Dianne Feinstein, quien como alcaldesa de San Francisco en 1984 autorizó el reemplazo de una bandera confederada, parte de una exhibición histórica, después de que un manifestante la derribara. Los otros nombres ofensivos que se cambiarán son Abraham Lincoln (por su trato a los nativos americanos), George Washington, Thomas Jefferson y el pionero ambientalista John Muir.

“Esta resolución llegó a la junta escolar a raíz de los ataques en Charlottesville y estamos trabajando junto con el resto del país para desmantelar los símbolos del racismo y la cultura de la supremacía blanca”, dijo en un comunicado la presidenta de la junta escolar, Gabriela López, sobre la resolución.

Debido a la pandemia de coronavirus, en San Francisco no hay campus públicos abiertos. Se espera que el proyecto de cambio de nombre cueste 10,000 dólares por escuela.

En un comunicado, la alcaldesa de San Francisco, London Breed, dijo que, aunque cambiar el nombre de las escuelas para “infundir un sentimiento de orgullo en cada estudiante” era un tema importante, cuestionó el momento en que la junta escolar tomó la decisión.

“Lo que no puedo entender es por qué la junta escolar está adelantando un plan para que todas estas escuelas cambien de nombre en abril como máximo, cuando no existe un plan para que nuestros niños vuelvan a las aulas en ese momento”, apuntó Breed.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

La foto viral de Sanders con guantes de lana inspira piñata mexicana

El dilema de Biden: bipartidismo o arrollar con su mayoría en el Congreso

EN VIDEO: Biden promete "deshacer la vergüenza" de la separación de familias en la era Trump