La respuesta de los estudiantes españoles a las actitudes machistas

Mónica De Haro

La revolución contra el acoso sexual traspasa fronteras y avanza sin miedo. El efecto contagio del #metoo ha dado paso a un movimiento solidario que se ha trasladado a las aulas

Decir ‘no’ sin sucumbir al chantaje o las amenazas y denunciar los ataques, sean del tipo que sean y aunque vengan de los que ostentan el poder. Un mensaje polémico porque ‘alecciona’ a las víctimas y debería centrarse en frenar las conductas del acosador. (Foto: Getty)
Decir ‘no’ sin sucumbir al chantaje o las amenazas y denunciar los ataques, sean del tipo que sean y aunque vengan de los que ostentan el poder. Un mensaje polémico porque ‘alecciona’ a las víctimas y debería centrarse en frenar las conductas del acosador. (Foto: Getty)

Los estudiantes de las facultades de medicina en España han hecho público su rechazo a la violencia de género y su lucha por una “medicina feminista” aprovechando la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El objetivo principal era denunciar la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo, reclamando las actitudes necesarias para su erradicación.

La lucha por alcanzar una sociedad de bienestar pasa por reducir la desigualdad y la inseguridad que muchas mujeres sufren a diario (en todas las esferas y estratos sociales) eliminando la violencia machista, tanto física como verbal. (Foto: Getty)
La lucha por alcanzar una sociedad de bienestar pasa por reducir la desigualdad y la inseguridad que muchas mujeres sufren a diario (en todas las esferas y estratos sociales) eliminando la violencia machista, tanto física como verbal. (Foto: Getty)

Los estudiantes de Medicina han querido aportar su granito de arena y se han movilizado en favor de una “sanidad más feminizada” que luche contra los tópicos machistas a los que muchas profesionales sanitarias están acostumbradas a ver en su día a día.

Y es que los micromachismos están en todas partes, incluso en casa, la escuela o la universidad, y ahí es donde radica el problema, en la falta de una educación justa y firme en valores.

Los propios jóvenes denuncian que tienen que escuchar comentarios hirientes a diario, también de profesores y compañeros. Incluso los profesionales médicos denuncian que no solo las doctoras son víctimas de comentarios desafortunados. Por ejemplo, el colectivo de la Enfermería, auxiliares o celadores también ven como su trabajo es menos preciado por el simple hecho de ser mujeres.

Las estudiantes afirman que a ellas aún se las infravalora por el simple hecho de ser mujeres, relegándolas al papel de ayudantes ‘florero’. (Foto: CEEM)
Las estudiantes afirman que a ellas aún se las infravalora por el simple hecho de ser mujeres, relegándolas al papel de ayudantes ‘florero’. (Foto: CEEM)

Es el caso de una doctora que relata en Twitter como un paciente la menosprecio por ser mujer:

–Hola, doctor. Hola, nena.
–Perdone, la doctora soy yo. Este es el estudiante.
–Ah, ¿que no eres la enfermera?
–No. Soy la doctora. Cuénteme qué le pasa.
–Pues mira, guapa, pasa que el otro día estaba en casa y me empezó a doler la garganta…

Parece una broma de mal gusto pero este tipo de diálogos son más habituales de lo que parece en las consultas médicas y sirve como ejemplo claro para visibilizar los casos de machismo verbal. En este sentido, las enfermeras son las “nenas” o “las niñas” para sus pacientes. “Soy enfermera, pero no por ello merezco menos respeto”, critica otra usuaria.

Con diferentes fotografías como estas, en las que también participan hombres, se describen situaciones cotidianas ‘violentas’con el fin de visibilizar su total negativa ante las actitudes machistas. (Foto: CEEM)
Con diferentes fotografías como estas, en las que también participan hombres, se describen situaciones cotidianas ‘violentas’con el fin de visibilizar su total negativa ante las actitudes machistas. (Foto: CEEM)

Actitudes como ésta dieron pie a la campaña de denuncia que ha sido un éxito en las redes sociales. A raíz de la misma, varios profesionales sanitarios han compartido anécdotas relacionadas con el machismo vivido en la consulta.

Para mostrar su apoyo tanto a las víctimas como al movimiento feminista que arrasa a nivel internacional, los propios estudiantes nos muestran cuáles son las actitudes necesarias para erradicar la violencia de género en todas sus formas y perpetuar este carácter feminista de manera firme.

Plantando cara y alzando la voz, así es como los estudiantes hacen frente al acoso y la violencia machista. Hay toda una serie de fotos valientes y mensajes duros y directos como este. (Foto: CEEM)
Plantando cara y alzando la voz, así es como los estudiantes hacen frente al acoso y la violencia machista. Hay toda una serie de fotos valientes y mensajes duros y directos como este. (Foto: CEEM)

“Me niego a que de un baile hagas un acto sexual”; “me niego a que me controles”; o “harto de dar por hecho que mi compañera es enfermera” son algunas de las frases utilizadas por el CEEM para visibilizar los problemas machistas que sufre la sociedad.

Las imagenes promovidas por el CEEM para luchar contra el machismo.
Las imagenes promovidas por el CEEM para luchar contra el machismo.

Aquí tienes algunas de las frases más representativas de la campaña:

– Me niego a que de un baile hagas un acto sexual.

– Me niego a que me controles.

– Me niego a que me juzguen por mi forma de vestir.

– Me niego a que subestimen la inteligencia de mi compañera.

– Me niego a que hipersexualicen mi cuerpo.

– Me niego a ser un machote.

– Me niego a que me ofendas con tus “piropos” machistas.

– Ni nosotras musas, ni ellos genios.

– No quiero educar a mis hijo/as en una cultura machista.

– Me niego a ser la culpable de mi violación.

– Me niego a que los altos puestos estén dominados por hombres.

– Me niego a sentirme vulnerable.

– Me niego a consentir actitudes machistas.

– Me niego al techo de cristal.

– Harto de dar por hecho que mi compañera es enfermera.

– Me niego a que me agredan.

– Me niego a sentir miedo cuando voy por la calle.

¿Qué te parecen este tipo de campañas? ¿Estás de acuerdo con estos mensajes? ¿Te has enfrentado a situaciones parecidas en tu trabajo?

También te puede interesar:

Del lenguaje sexista a los ‘micromachismos’ del día a día

¿Y si la chica que te gusta es feminista?