La rebelión de Christian Nodal ante la tiranía de las disqueras (aún si ese es su negocio familiar)

·4 min de lectura

No creería que el ídolo de la música regional Christian Nodal, famoso por su estilo musical y por su polémica relación amorosa con Belinda, pudiera tener algo en común con la legendaria estrella de Hollywood Olivia de Havilland (fallecida en 2020 a los 104 años de edad), pero sí que lo hay.

Christian Nodal arrives at the Latin American Music Awards at the Dolby Theatre on Thursday, Oct. 26, 2017, in Los Angeles. (Photo by Richard Shotwell/Invision/AP)
Christian Nodal. (Richard Shotwell/Invision/AP)

A mediados de la década de 1940, la actriz -que ganaría dos Oscares, y que gracias a su aparición en 'Lo que el viento se llevó' se convirtió en una figura histórica— entabló un juicio contra el estudio Warner Brothers, para conseguir la disolución del contrato leonino que la ceñía con la empresa, sometiéndola a la voluntad de los ejecutivos que elegían para ella los proyectos que se les antojaban y no le daban opciones para buscar su independencia.

El que de Havilland resultara victoriosa (se creó lo que se conoce como la 'Ley de Havilland', que vuelve ilegal la extensión de contratos laborales superior a 5 años y significó el principio del fin del llamado 'Studio System'), cambió la historia de las leyes en EEUU y abrió la puerta para que otros intérpretes pudieran tener más control sobre sus carreras, asestando ya desde entonces un certero golpe a los estudios que tenían un monopolio de vidas y carreras.

La actriz en su momento fue castigada y tuvo que dejar pasar 18 meses sin trabajar en lo que sus abogados lograban disolver el contrato de marras, pero recuperó su carrera, su libertad de elección de proyectos e incluso, obtuvo un segundo Oscar en 1949, dejando huella en la historia del mundo del entretenimiento.

Lo que llevó a cabo esta semana Nodal (y que le ha valido convertirse en tendencia internacional, haciendo que hasta un comunicado personal tuviera que hacer), al desafiar y ampararse contra un proceso judicial por parte del Universal Music Group, es una acción que recuerda el valiente desafío de Olivia, además de que pone al cantante en una luz completamente nueva.

Luego de que se corrieran numerosos trascendidos que señalaban que el intérprete de 'Adiós Amor' fuera objeto de un posible veto por parte de la disquera por rehusarse a renovar su contrato con ellos, éste se vio en la necesidad de poner los puntos claros, aunque también quedó claro que no todo es miel sobre hojuelas.  

Es irónico que esto sucediera en torno a Nodal, cuyo negocio familiar es precisamente la disquera fundada por su padre, sin embargo, a través de un video difundido en redes sociales que reproducimos a continuación, el cantante señaló que no era del todo cierto lo que rumoraba.

"Yo tengo una resolución de una juez federal donde ordena que todas las medidas que solicitó Universal (queden) denegadas, o sea que no existe tal veto, es falso, tan falso que una juez lo está ordenando", afirmó.

"Yo NO tengo un contrato vigente con Universal. Realmente, lo que están haciendo es que, a la fuerza, como yo NO quise firmar un nuevo contrato, están metiendo todo este circo de los medios y de redes sociales contra mí, y se me hace una injusticia porque yo he entregado mis cinco años de carrera (y) los he hecho limpio, trabajando muy fuerte, entregando mi 100 por ciento".

Esto salió a la luz hace unos días cuando se "filtró" un documento por parte de la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas AC (AMPROFON) en el que se estipuló que la firma discográfica habría buscado establecer medidas precautorias contra productoras, artistas y grupos que tuvieran interés en colaborar con el famoso nacido en Caborca, Sonora en 1999.

En el mencionado texto, se le exhorta a los interesados que se abstuvieran de divulgar, distribuir, comercializar, fabricar, promover, contratar, vender y/o explotar grabaciones sonoras con la celebridad, lo cual equivale a un veto, mismo que de acuerdo a la ley federal del trabajo vigente en México, es ilegal.

"No tengo ningún veto. Yo puedo seguir colaborando con los artistas que yo quiera, yo puedo seguir trabajando con la gente que yo quiera, y nada, quería hacerles saber que se viene mucha música, muchas sorpresas, se viene la mejor etapa de mi carrera", agregó el sonorense, quien acotó: "Por favor, no crean en todo lo que sale a la luz. Yo no tengo ningún veto. Repito: tengo la orden de la jueza que ordena que no se haga posible todo lo que está solicitando Universal".

No es la primera vez que un artista musical se rebela contra una disquera; sin embargo, en este caso, la razón y la ley asisten a Nodal, quien se atrevió a hacer lo que otros no habían conseguido: darle la vuelta a la campaña controladora de la compañía transnacional para exhibir sus prácticas poco éticas

Ciertamente Nodal ha dado un paso fuerte y firme, para exhibir y acabar con algunos hábitos que de manera increíble aún persisten en pleno siglo XXI; esto sin duda ayudará a otros que no tienen la popularidad con la que él cuenta, pero haber sabido usar las redes en su favor, hace que Nodal demuestre una vez más que es mucho más inteligente de lo que muchos pensaban.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Christian Nodal consigue recuperar el anillo 'robado' en uno de sus conciertos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente