La reacción de Nicole Kidman como espectadora del musical de Moulin Rouge! en Broadway

Eso de que el pasado siempre vuelve tiene un punto de verdad. Y sino que se lo digan a Nicole Kidman. La oscarizada actriz ha vuelto a revivir una de sus etapas doradas tras acudir al teatro a ver el musical Moulin Rouge, en Nueva York, título en el que la australiana trabajó para su versión en la gran pantalla hace 18 años y que le valió un Globo de Oro como mejor actriz y la nominación al Oscar.

¿Qué sintió desde el otro lado del telón? Su reacción no tiene desperdicio. Más que palabras fueron sus gestos los que dijeron todo.

”¡Wow!”, se limitó a decir con los ojos llenos de ilusión. Su cara de sorpresa y fascinación recogida en un video en redes demuestra que Nicole quedó encantada de la vida al ver la recreación roja del escenario.

Acompañada de su esposo Keith Urban en el teatro Al Hirschfeld de la Gran Manzana, la intérprete de 52 años cantó, bailó y disfrutó como una niña con los míticos temas, coreografías y coloridas puestas en escenas que casi dos décadas atrás vivió ella en primera persona. Una banda sonora que en la película contó con las voces de grandes estrellas como David Bowie, Pink, Christina Aguilera y Bono, de U2, entre otros.

Hagamos memoria. Allá por el 2001 Nicole se metía en la piel de la estrella del cabaret francés Satine, una mujer interesada que termina enamorándose perdidamente del bohemio Christian, interpretado por Ewan McGregor. Dirigida por el cineasta Baz Luhrmann, esta historia de amor imposible suponía el renacer de Nicole como actriz en el cine tras su sonado divorcio con Tom Cruise ese mismo año por “diferencias irreconciliables”.

A la sombra siempre del protagonista de la saga Misión Imposible, la actriz empezó a brillar con luz propia gracias, en parte, a esta gran oportunidad. La historia batió récords de taquilla recaudando casi 160 millones de euros y se metió en el bolsillo a la crítica. ¿Quién iba a imaginar que esa chica pelirroja tan tímida iba a tener ese chorro de voz? Pues sí, la voz y la gracia bailando cancán eran suyas.

Pero lo que parecía insuperable cuenta con un fuerte competidor. Y es que Moulin Rouge: El Musical está a la altura de la cinta original e incluso a unos centímetros más arriba. Desde su estreno en Broadway el pasado 25 de julio ha llenado diariamente el teatro y los corazones de los espectadores que se rifan las entradas para poder ir a verla.

Nicole Kidman y Ewan McGregor en Moulin Rouge! (©2001 - 20th Century Fox - All Rights Reserved)

Nicole, que ha vivido en sus propias carnes el sudor y lágrimas de esta producción, le ha dado el visto bueno con una merecida matrícula de honor. Embelesada con lo que presenció desde el patio de butacas, la protagonista de Las Horas visitó a sus actores entre bambalinas para darles la enhorabuena en persona por su magistral trabajo.

“¡Qué alegría ver Moulin Rouge el musical anoche! ¡Me dejó loca! ¡Consique tu entrada cuanto puedas!” escribió junto a las instantáneas con todo el equipo y sus protagonistas.

Un acto humilde, generoso y de buena compañera sólo propio de una dama de la escena. Ella será siempre nuestra Satine favorita.

Para seguir leyendo:

Nicole Kidman nos hace suspirar al rememorar una canción de Moulin Rouge! antes del estreno de Big Little Lies

El inexplicable declive de Big Little Lies: cuando se fuerza una temporada que no hace falta