La reacción de la mujer sentada detrás de Ana Julia Quezada con la que muchos se sienten identificados

Las palabras y gestos de Ana Julia Quezada durante su intervención ante el juez y el jurado que decidirán su futuro han sido analizados al milímetro. Entre lágrimas, reconoció reconoció haber matado a Gabriel Cruz, pero también dijo que no tenía intención de hacerlo, que solo quería que el niño se callase y le tapó la boca. Mientras hablaba y la sala escuchaba, hubo alguien que no pudo ocultar sus emociones. Su reacción se ha vuelvo viral después de que llamasen la atención sobre ella en redes sociales. Muchos son los que se identifican con la mujer sentada detrás de Quezada.

Ha sido la tuitera @Desahogada quien ha llamado la atención sobre esta mujer y sus reacciones durante uno de los momentos clave del juicio que se está celebrando estos días en la Audiencia de Almería. El vídeo compartido por esta tuitera proviene de La Vanguardia. En él se escucha cómo la asesina confesa cuenta, entre lágrimas y con algún que otro paro en su discurso, que el desencadenante fue una discusión por un hacha con el que apareció el pequeño en la finca donde murió y fue enterrado.

Cuenta Quezada que le dijo que la soltase, que se podía hacer daño y que este le respondió: “Tú a mí no me mandas que no eres mi madre. Eres fea, que tienes la nariz fea, que yo no quiero que estés con mi padre, quiero que mi padre se case con mi madre y quiere que te vayas a tu país”. Siempre según el relato de la acusada, Gabriel le gritó todo eso y ella le tapó la boca para acallarlo, pero sin intención de matarlo. “Yo no quería hacerle daño al niño. Yo solo quería que se callara el niño. ¡No quería matar al niño!. ¡No quería quitarle la vida a Gabriel!”, relata ya entre sollozos.

La mujer sentada en la segunda fila, justo detrás de los policías, y sus reacciones durante la declaración de Ana Julia Quezada han llamado la atención de los tuiteros. (Foto: EFE/Audiencia Provincial Almería)

Y mientras ella cuenta todo eso, al fondo se ve a una mujer que da muestras más que evidentes de no estar creyéndose nada de lo que está contado Quezada. Hace gestos de incredulidad e, incluso, hay un momento en el que se la ve esbozar una sonrisa que podría interpretarse como irónica, de no dar crédito. Así lo ha interpretado @Desahogada, quien al retuitear el tuit del diario catalán lo hacía con el comentario de que “la mujer que está detrás no creyéndose nada”.

Una apreciación que han compartido muchos tuiteros. No se creen la afectación que demuestra Quezada durante el interrogatorio ante el juez y consideran que la actitud de la mujer cuyo rostro asoma en la sala tras los dos agentes situados inmediatamente después de la acusada les representa. “Es que no puede ser más falsa, de verdad. Menudo teatrillo más forzado”, dice una tuitera. “La mujer de atrás es Twitter”, se puede leer en otro comentario.

Según apunta una usuaria de Twitter, la protagonista de este tuit viral es alguien cercano a la familia de Gabriel que actuó como portavoz mientras duró la búsqueda. Rebuscando un poco en la hemeroteca se puede confirmar que se trata de Rocío Muñoz, prima hermana de Ángel Cruz, el padre de Gabriel.