La razón por la cual los hombres suelen vivir menos años que las mujeres

·4 min de lectura
Desde hace mucho tiempo se ha investigado por qué los hombres mueren antes que las mujeres. (Getty Creative)
Desde hace mucho tiempo se ha investigado por qué los hombres mueren antes que las mujeres. (Getty Creative)

Se sabe que, para las mujeres, con la llegada de la menopausia, los cambios hormonales intensifican algunos procesos que pueden estimular el envejecimiento. Por poner un ejemplo sencillo y visible, el desbalance hormonal produce resequedad en la piel con lo cual pueden verse más arrugas en ellas que en ellos cuando están rondando los 50 años. Los hombres, por su parte, también viven cambios hormonales con la andropausia, pero el envejecimiento en la apariencia suele ser más gradual. Sin embargo, son los hombres los que suelen vivir menos tiempo que las mujeres.

Aunque es un tema que ya la ciencia ha abordado arrojando siempre la misma conclusión, un estudio reciente ha revelado la verdadera causa por la cual se acorta la esperanza de vida para los hombres, después de los 60 años de edad.

La investigación, publicada hace apenas unas semanas en la revista Science, arrojó que se trata de una cuestión de genética, pues “la pérdida hematopoyética del cromosoma Y conduce a fibrosis cardíaca y mortalidad por insuficiencia cardíaca”.

Esta pérdida del cromosoma Y se ha observado mayormente en la sangre y ocurre como un defecto de copia al momento en que las células se dividen para crear nuevas.

La pérdida del cromosoma Y ocurre como un defecto de copia al momento en que una célula se divide para crear una nueva. (Getty Creative)
La pérdida del cromosoma Y ocurre como un defecto de copia al momento en que una célula se divide para crear una nueva. (Getty Creative)

“Aunque el cromosoma Y es el más pequeño y contiene pocos genes, sus funciones no se comprenden completamente. Sin embargo, se ha observado que la pérdida de mosaico del cromosoma Y en las células sanguíneas ocurre con frecuencia con la edad, y esta alteración está asociada con diversas condiciones médicas”, señala la investigación que abordó el análisis de células sin el cromosoma en ratones, pero también en humanos, donde se observó que los que tenían pérdida del cromosoma Y en la sangre, también eran más propensos a patologías cardíacas.

Según se reveló en un artículo de El País, el investigador de la Universidad de Uppsala, Suecia, Lars Forsberg, quien participó en este estudio, ya contaba con muchos años enfocándose en este objetivo. De hecho, aunque en la década de los 60 ya se sabía que con el paso del tiempo los hombres pierden el cromosoma Y, fue en 2014 cuando Forsberg revisó la esperanza de vida en hombres de edad avanzada según la pérdida o no del cromosoma Y y la mutación mLOY células, con resultados muy importantes.

Para ese momento, se supo que los individuos en los que se iba perdiendo el cromosoma Y vivían menos que aquellos que sí lo tenían, pero además tenían mayor riesgo de sufrir de cáncer. Más tarde, el investigador descubrió que la mutación mLOY se relacionaba con mayor riesgo de Alzheimer; y hasta esta fecha no se tenía la certeza de que la desaparición de este gen tuviese que ver con el desarrollo de enfermedades asociadas al envejecimiento.

La pérdida del cromosoma Y es un defecto más común de lo que se pensaba, pues aparece en el 20% de los hombres mayores de 60 años. (Getty Creative)
La pérdida del cromosoma Y es un defecto más común de lo que se pensaba, pues aparece en el 20% de los hombres mayores de 60 años. (Getty Creative)

Lo que le resulta más impactante es lo común que es este defecto genético, apareciendo en el 20% de los hombres mayores de 60 años. Este porcentaje se incrementa hasta alcanzar 57% en mayores de 90 años.

Aunque se pudo demostrar que esa pérdida en el cromosoma Y, la mutación mLOY, está asociada a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el envejecimiento, y un mayor riesgo de mortalidad, aún hay mucho por investigar porque, según se menciona en el estudio, no se han establecido las relaciones causales y mecánicas.

Además, se reveló que este cromosoma en la sangre está vinculado con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, así como también de insuficiencia cardíaca. Asimismo, aunque se han diseñado pruebas para determinar el porcentaje de células mutadas y en cuánto es perjudicial este porcentaje, aún no se sabe de qué manera afecta.

Aunque no podemos evitar el envejecimiento, sí podemos cuidar nuestra salud para envejecer de la mejor manera. (Getty Creative)
Aunque no podemos evitar el envejecimiento, sí podemos cuidar nuestra salud para envejecer de la mejor manera. (Getty Creative)

Sin embargo, los científicos sí tienen claros los factores de riesgo que inducen a la pérdida del cromosoma. El primero es envejecer. Aunque esta pérdida se ha detectado en todas las edades, es más contundente a partir de los 60 años. Otro factor de riesgo, que es tan inevitable como el primero, es que existan mutaciones genéticas que estimulen aún más la pérdida, y el último factor de riesgo es el tabaquismo, que también acelera la pérdida.

Pareciera que, por ahora, no es mucho lo que podrían hacer los hombres para evitar este defecto genético común, pero lo que sí es posible hacer por su cuenta es tratar de cuidar la salud de la manera más equilibrada posible: siempre, la práctica de actividad física, la ingesta moderada de alcohol, la prioridad a una alimentación balanceada, y mantener a raya el estrés, serán buenas opciones para una vida más duradera y con calidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Claves para comer mejor y reducir los niveles de glucosa de tus alimentos