La RAE le da la razón a Cuarón en la polémica por los subtítulos en castellano de 'Roma'

Roma, la película dirigida por Alfonso Cuarón y producida por Netflix, ganó dos Globos de Oro el pasado domingo en Los Angeles y suena como candidata al Oscar. Sin embargo, de lo que habla la mayoría del mundo en las últimas horas no es de su triunfo o de las posibilidades de repetirlo, sino de los subtítulos. Los que la plataforma de streaming le ha colocado a la producción y que traduce el español mexicano al de España. Algo “ridículo” según el director de Gravity. Una afirmación en la que ha encontrado el apoyo de la Real Academia de la Lengua (RAE) a través de uno de sus académicos.

Ya nadie habla de los dos Globos de Oro de Roma. Todo el mundo está pendiente de la polémica a costa de los subtítulos al castellano. (Foto: Mark RALSTON / AFP)

Ha sido Pedro Álvarez de Miranda quien, tras haber disfrutado de la película en un cine, se ha posicionado en la línea de Cuarón. Reconoce que le sorprendió mucho encontrarse con los criticados subtítulos cuando veía Roma en una sala madrileña hace un par de semanas, según recoge eldiario.es. Él lo define como un “fenómeno sorprendente” que denota una “falta de confianza” en el espectador.

Álvarez de Miranda ha contado que toda la película aparecía subtitulada y que “cuando decían, ‘no te enojes’, los subtítulos ponían, ‘no te enfades’”. Una ‘traducción’ que considera, al igual que el director del filme, innecesaria. “Hasta ahí llegó”, asegura el filólogo. Sobre todo teniendo en cuenta, como señala, que el español que se usa en México no es el mismo que en Argentina o Cuba.

Puede pasar que viendo Roma el espectador español se encuentre con alguna palabra que sea distinta, que no se entienda, “pero se deduce por el contexto”, asevera el académico de la RAE. Desde su punto de vista, el haber tomado la decisión de subtitular esta producción de un español a otro “abre grietas en el privilegio” que tienen los hispanohablantes de distintos países de entenderse con un idioma común.

Poco antes el director de Roma estallaba desde Nueva York calificando de ‘ridícula’ la decisión. “A mí me encanta ver, como mexicano, el cine de Almodóvar, y yo no necesito subtítulos al mexicano para entender a Almodóvar”, decía en declaraciones recogidas por El País. En un correo electrónico a al citado periódico declaraba que lo sucedido es “parroquial, ignorante y ofensivo para los propios españoles”.

A la polémica se añade lo innecesario y a veces erróneo de algunos subtítulos. Destacaba algunos Valeria Martínez para Yahoo. Como el cambiar ‘enojar’ por ‘enfadar’, ‘mamá’ por ‘madre’ o ‘gansito’ (marca de chocolate mexicana) por ‘ganchito’ (gusanito naranja en España).