La pose para ligar y desatar pasiones en Tinder, mientras no hagas "manspreading"

Mónica De Haro

Los movimientos exactos que debes realizar para atraer sexualmente a tu pareja en la primera cita: ‘poses de poder’ y actitud algo chulesca y dominadora

Las fotos (de perfil) en las que se ven los brazos y las piernas extendidas obtienen más likes que las fotos en las que la persona cruza los brazos. (Foto: Getty)
Las fotos (de perfil) en las que se ven los brazos y las piernas extendidas obtienen más likes que las fotos en las que la persona cruza los brazos. (Foto: Getty)

Lo del cara a cara pasó a la historia, ahora si queremos que alguien se fije en nosotros tenemos que jugárnosla a una sola imagen: la de Tinder. Obviamente, no vale cualquier foto. De acuerdo con lo publicadi en el portal Who What Wear existen numerosos estudios científicos que han investigado qué hace que una imagen en Tinder despierte más interés que otras.

En concreto, investigadores de la Universidad de California (EEUU) han dado con la postura infalible para irradiar magnetismo personal. Los expertos aseguran que adoptar lo que denominan una postura expansiva en una primera cita o en nuestra foto nos hace más atractivos.

El truco para potenciar tu atractivo es desenvolverse con naturalidad y adoptar una actitud desinhibida, pero sobre todo, ‘expansiva’

El estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, asegura que si usas una postura dominante y ‘rellenas’ más el espacio de la imagen es bastante más probable que tu potencial pareja se decante por ti entre el profusión de ofertas disponibles. Si además eres capaz de sonreír y ladear la cabeza, ya lo bordas.

Esa es la conclusión a la que ha llegado Tanya Vacharkulksemsuk, de la Universidad de California, Berkeley, EE.UU. Ella y su equipo analizaron vídeos de 144 citas rápidas y anotaron las puntuaciones que obtuvieron cada uno de los participantes. Y tanto los hombres como las mujeres que se sentaron en posturas abiertas o expansivas fueron considerados más atractivos por sus potenciales parejas y duplicaron sus posibilidades de obtener un sí como respuesta a una segunda cita. Contra la creencia popular, ni siquiera reírse o sonreír funcionó tan bien como mantener este tipo de lenguaje corporal.

Tanto en Tinder como en la vida real enganchan más las personas espontáneas que no se ajustan tanto al protocolo establecido. (Foto: Getty)
Tanto en Tinder como en la vida real enganchan más las personas espontáneas que no se ajustan tanto al protocolo establecido. (Foto: Getty)

¡Aquí estoy yo!
La postura expansiva consiste en desplegar la parte superior del cuerpo, abarcando mucho espacio, y los brazos más bien abiertos. Por ejemplo: aparecer con los brazos ligeramente levantados en lugar de pegados al cuerpo, una mano en la cintura, las piernas un poco separadas…

Este tipo de posición indica “una mayor apertura y dominación”, aseguran los investigadores. Las personas con una comunicación no verbal expansiva transmiten ser más seguras de si mismas, más sociables, con más recursos y también más generosas.

En este tipo de aplicaciones, añaden los autores, consiguen más citas las personas que adoptan una postura más abierta, espontánea y desinhibida porque tiene connotaciones de éxito, riqueza y poder.

Quienes hacían ademanes con las manos y movían los brazos “tuvieron casi el doble de posibilidades de que la pareja los aceptara” en comparación con quienes se quedaron sentados bien quietos o que mantuvieron inmóviles los brazos.

En el caso de las mujeres es distinto. Para ser una perfecta Tinderella evita las fotos demasiado sexys. (Foto: Getty)
En el caso de las mujeres es distinto. Para ser una perfecta Tinderella evita las fotos demasiado sexys. (Foto: Getty)

Claro que una vez que has lanzado el gancho, debes acudir a tu cita con la lección bien aprendida. Si no quieres que se espante a la primera de cambio debes aprender a utilizar el lenguaje corporal. Estos son los gestos que le enamorarán:

  • Parte superior: lo más importante es mantener la espalda recta. ¡No te encorves! Queda fatal. Echa los hombros hacia atrás, saca pecho y ) y mete tripa. Pero con naturalidad, sin llegar a descoyuntarte y sin parecer un robot, ¿lo tienes?

  • Parte inferior: Intenta mantener las piernas separadas (sin pasarte). Tal y como asegura el estudio publicado en la revista ‘PNAS’, descruzar las extremidades inferiores y mantenerlas abiertas nos ayuda a conquistar a un desconocido.

“Estos pequeños cambios, muy sutiles, en el lenguaje corporal son suficientes para conseguir una diferencia significativa durante un encuentro romántico”, aseguraron los autores del estudio.

El ‘Manspreading’ alude a la manera de sentarse de algunos hombres, en especial en el transporte público, con las piernas abiertas, invadiendo el espacio de los asientos adyacentes. (Foto: Getty)
El ‘Manspreading’ alude a la manera de sentarse de algunos hombres, en especial en el transporte público, con las piernas abiertas, invadiendo el espacio de los asientos adyacentes. (Foto: Getty)

Antes de terminar, voy a hacer un pequeño matiz. Una cosa es transmitir una imagen cercana y desenfada y otra hacer manspreading (despatarre masculino que raya el machismo). No cruces la línea o te arriesgarás a que te tachen de vulgar y hombre de las cavernas.

También te puede interesar:

Este tipo de selfies crea falsas expectativas y podría provocar una crisis de pareja, ¿merece la pena?

Lo que tus fotos de Instagram revelan de tu personalidad (y de tu salud)