La piratería de series y películas cae en picado gracias al streaming

El Ministerio de Cultura y Deporte, en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística, ha presentado recientemente la encuesta de hábitos y prácticas culturales 2018-2019 de los españoles.

Una de las principales conclusiones que se puede extraer es que el auge de las plataformas digitales legales como Spotify o Netflix ha contribuído a la caída de la piratería. Así, las descargas ilegales han caído en picado y más de la mitad de los hogares españoles está ya suscrito a plataformas digitales de contenido cultural: un 38,9% de los encuestados está suscrito a alguna plataforma de vídeo bajo demanda como HBO; le sigue los canales de televisión (28,8%) y los contenidos musicales (26,8%).

En otras palabras, actualmente consumimos más cultura, pero hemos transformado nuestra manera de hacerlo inclinándonos hacia lo digital y superando la gran peste que persigue al cine y a las series desde hace décadas.

(©Agencia: Altopress; Autor: Ale Ventura; Copyright:Gtres)

Esta encuesta se lleva a cabo cada cuatro años y para esta ocasión se ha consultado a 16.000 personas de más de 15 años entre junio de 2018 y marzo de 2019 de todos los rincones del país. Se trata de la primera vez que se ha preguntado a los encuestados si tenían alguna suscripción a plataformas ya que en la anterior consulta se corroboró que la inmensa mayor parte de las descargas gratuitas eran irregulares puesto que apenas había oferta legal y además plataformas como Netflix llegaron a España en octubre de 2015.

En este contexto, el hecho de que el 52% de los encuestados de esta encuesta, que lleva haciéndose más de dos décadas, actualmente tenga alguna suscripción a plataformas explica que las descargas gratuitas por Internet se hayan reducido desde 2015 del 18,3% al 5,1%, en el caso de la música y del 16,1% al 3,7%, en el de los vídeos.

De cualquier manera, como ha asegurado el ministro de Cultura en funciones, José Guirao, durante la presentación del trabajo el descenso de estas actividades no se debe únicamente a la mayor oferta legal sino que hay que añadir una mayor concienciación social y una mayor persecución de las Administraciones y la justicia a los responsables de la difusión de contenidos irregulares.

No obstante, el ministro ha asegurado que no hay que bajar la guardia aunque ha sacado pecho por los resultados comentando que “un país que consolida el crecimiento de sus hábitos culturales y normaliza el acceso legal a su consumo debe felicitarse por los resultados de todo cuanto se hace para promover y facilitar el acceso a la cultura”.

La encuesta dibuja además un panorama de consumo cultural bastante estable con aumentos generalizados con respecto a los últimos años ya que el 85,8% escucha música (tres puntos más que hace ocho años), el 65,8% lee libros (casi siete puntos más) y el 57,8% va al cine (8,7 puntos más que entonces).

Respecto al consumo de televisión ha sufrido varias modificaciones: del 98% del año 2002-2003, pasando al 94,9% de 2014-2015 hasta llegar al 90% actual. Eso sí, en cuanto al número de televidentes a través de Internet la cifra sigue aumentando ya que hace cuatro años eran el 8,9% y ahora son el 13,5%.

Para seguir leyendo:
Por si no teníamos suficiente, llega Apple TV: ¿merece la pena pagarlo? Esto es todo lo que trae
La estrategia de Netflix: se arma de artillería audiovisual frente otros gigantes del entretenimiento

Imagen: ©Agencia: Altopress; Autor: Ale Ventura; Copyright:Gtres