La petición inusual de Michael Jordan para la serie documental “El último baile”

Michael Jordan no quería que “El último baile” se filmara en su casa, la cual cuenta con un campo de golf. (Getty Images)

¿Reconoces esa hermosa propiedad frente a la playa que Michael Jordan usó para sus entrevistas en “El último baile”?

Si has estado escrutando la decoración de ese espacio con la esperanza de descifrar algunos secretos de la personalidad de Jordan, puedes dejar de hacerlo. En realidad, esa no es la casa de Jordan.

De hecho, ninguno de los tres lugares en los que Jordan ha ofrecido entrevistas durante “El último baile” son de su propiedad.

El miembro del Salón de la Fama de 57 años no permitió que el equipo de “El último baile” filmara en su casa, según Insider.

Jason Hehir, director de “El último baile”, le reveló a Insider que Jordan quería mantener la privacidad de su hogar. Así que Hehir alquiló la casa con vistas al mar, pensando que a Jordan le gustaría.

Cuando Hehir se dio cuenta de que no iba a poder grabar todas las entrevistas que necesitaba con Jordan en una sola ubicación, les preguntó a algunos amigos si podía filmarlas en sus casas. Los amigos accedieron. Hehir bromeó diciendo que las personas tienden a estar dispuestas a abrirle las puertas a Michael Jordan.

La casa real de Jordan está ubicada en un complejo de campos de golf llamado The Bear's Club, según Insider. Y es tan grande como tu mente alcance a imaginar.

La mansión de Jordan posee 1,21 hectáreas y más de 2.600 metros cuadrados se compone de 18 estancias, tiene 11 habitaciones, un puesto de vigilancia de dos plantas y un centro de entrenamiento exclusivo con una cancha de baloncesto en un ala de la casa.

Ah, y si te preguntas por qué en las entrevistas con Scottie Pippen parece estar en una casa vacía, se debe a que Pippen acababa de mudarse a una nueva casa cuando habló con Hehir para el documental.