La pareja muerta debido a un aparente asesinato-suicidio dijo que no podía pagar sus facturas médicas

La pareja muerta debido a un aparente asesinato-suicidio dijo que no podían pagar sus facturas médicas.

El miércoles hallaron sin vida a una pareja del estado de Washington en lo que podría ser un aparente asesinato y posterior suicidio. La pareja dejó notas en las que reveló que había sucumbido al peso que implicaba la lucha por pagar sus facturas médicas.

Alrededor de las 8:30 de la mañana, el esposo de 77 años llamó al 911 y dijo: “Voy a pegarme un tiro”, según reveló un comunicado de la Oficina del Sheriff del Condado de Whatcom. Explicó que dejaría instrucciones e información para las autoridades y agregó: “Estaremos en la habitación de enfrente”.

Aunque la persona que le atendió intentó mantener al hombre al teléfono, este colgó. Los agentes llegaron a la casa de la pareja unos 15 minutos más tarde y descubrieron al hombre acostado junto a su esposa de 76 años. Ambos habían fallecido, al parecer por heridas de bala.

El forense del condado de Whatcom identificó al fallecido como Brian Jones y Patricia Whitney-Jones, según informó The Washington Post.

“Dejaron varias notas citando los problemas médicos graves de la esposa y expresando la preocupación de la pareja porque no tenía recursos suficientes para pagar la atención médica”, según indicó la oficina del alguacil. El fallecido también proporcionó información sobre sus familiares más cercanos.

“Es muy trágico que uno de nuestros ciudadanos mayores se encuentre en una situación tan desesperada como para pensar que el asesinato y el suicidio son la única opción”, dijo el alguacil Bill Elfo.

El candidato demócrata a la presidencia y senador independiente por Vermont, Bernie Sanders, un defensor del “Medicare para todos” que suele criticar los altos costos de los medicamentos sujetos a prescripción médica, habló sobre el caso en Twitter y le pidió a la nación que avance “para garantizar que la atención médica sea un derecho”.

“Historias trágicas como esta no ocurren en ningún país importante de la Tierra, excepto en el nuestro”.

Historias trágicas como esta no ocurren en ningún país importante de la Tierra, excepto en el nuestro.

La lucha por el Medicare para Todos es una batalla por quiénes somos como nación. Debemos avanzar para garantizar que la atención médica sea un derecho.

En abril, un estudio de Gallup y West Health, una coalición de organizaciones sin ánimos de lucro dedicadas a reducir los costos de la atención médica para las personas mayores, estimó que 7,5 millones de estadounidenses mayores de 65 años no pueden pagar sus medicamentos. Para complicar aún más las cosas, los encuestados dijeron que el 80 % de los medicamentos que no pueden pagar son necesarios para tratar afecciones de salud graves.

Debido a esos costos, muchas personas que se acercan a la edad de jubilación se preguntan si pueden permitirse dejar de trabajar, según reveló el estudio, señalando que se trata de una preocupación cada vez más común en la población de la tercera edad del país.

Gallup estima que entre 2018 y 2019 más de 6 millones de adultos mayores estadounidenses han tenido que recurrir a sus ahorros para cubrir los gastos de atención médica, gastando una media de aproximadamente 3 500 dólares cada uno, lo que suma un total de 22 mil millones de dólares.

Amy Russo