La otra habilidad de Pablo Díaz que le confirma como un prodigio

·3 min de lectura

Tras 260 entregas en Pasapalabra, Pablo Díaz ha completado las 25 definiciones de El Rosco. El concursante canario ha ganado el bote de 1.828.000 euros tras acertar correctamente que Dux es “en las Repúblicas de Venecia y Génova, príncipe o magistrado supremo”. Un acierto que, todo sea dicho, ha quedado marcado por la jugada maestra de Antena 3. Con este hito, el joven se suma al Olimpo de los ganadores de concursos de televisión aunque lo más significativo es que el tinerfeño ha compartido en pleno directo de El Hormiguero otra cualidad que le confirma como un auténtico prodigio.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Pablo Díaz ha demostrado que con empeño se puede alcanzar la cima de la gloria televisiva. Este joven violinista, que por cierto debutó en Pasapalabra el 26 de enero de 2017 manteniéndose durante 47 programas consecutivos en el concurso que por entonces se emitía en Telecinco con Christian Gálvez como presentador, ha culminado su gesta en Antena 3. Una habilidad que le ha llevado a destronar a Javier Dávila puesto que este padre de dos hijos también ha sido eliminado debido a las normas del programa, provocando una oleada de comentarios en redes sociales con usuarios que han tirado de guasa para decir que el concursante salmantino representa a la mayoría de las personas en la vida o que Javier es Hacienda.

Si bien durante esta entrega emitida en prime time, que ha firmado un 30.8% de cuota de pantalla y ha reunido a 4.348.000 espectadores, Pablo Díaz ya ha dado muestras de su talento, el tinerfeño ha seguido dejando a todos los espectadores con la boca abierta en El Hormiguero. El ganador del bote millonario se ha erigido como la gran baza del programa presentado por Pablo Motos donde ha subrayado que el mayor premio que se lleva no es el económico que le ayudará a independizarse sino el haber conocido a su actual novia durante el programa.

En El Hormiguero Pablo Díaz también ha explicado la cantidad que se queda Hacienda del millonario bote de Pasapalabra y ha ahondado en el esfuerzo y dedicación detrás de su hazaña televisiva, puesto que se ha preparado durante más de un lustro para protagonizar este momento en la pequeña pantalla. Sin embargo, ha sido otro instante el que ha acaparado toda la atención de la audiencia porque el popular concursante ha compartido que además de tener mucha capacidad de retentiva posee otra cualidad innata.

Pablo Díaz ha dejado al público y al propio presentador del programa a cuadros descubriendo su habilidad de oído absoluto con el violín, un instrumento que ya se colocaba sobre el hombro con tan solo cinco años influido por la concentración de talento en casa. Y es que el padre del concursante de Pasapalabra es un prestigioso concertista y su madre, además de ejercer como musicoterapeuta, se gana la vida como profesora de piano para niños. La pasión de este melómano le llevó incluso a estudiar el Bachillerato de Artes en la especialidad de Música, además de apuntarse al Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

Pablo Motos ha sido el encargado de contar cómo a través de Twitch el invitado muestra la otra habilidad que le hace diferente. “Te dicen una canción y tú te pones encima y tocas el violín. Lo que sea, rock, pop”. En otras palabras, el protagonista de la velada coge las notas musicales al vuelo, sin necesidad de partitura, y es capaz de seguir la melodía como en el pasado hacía el mismísimo Mozart o Bach. Pablo Díaz ha confirmado que lo hace “en directo y a primera vista. De hecho, lo que más he escuchado por mis padres, y porque me gusta a mí, es más música clásica. Música moderna no he escuchado mucha, entonces el 95% no la conozco e intento improvisar un poquito sobre ello”.

El concursante canario ha ahondado más en este talento que posee de oído absoluto, explicando que es una cualidad que te permite identificar una nota sin ningún punto de referencia. Es decir, tú cantas ahora una nota y yo sé que es un la bemol, o sea, no hace falta que tenga una referencia para hacerlo. De todos modos, el oído absoluto tampoco tiene mucho mérito porque es genético. Mérito tiene Pasapalabra”.

“Pero no deja de ser alucinante que puedas escuchar e identificar una cosa que el resto no”, ha valorado Pablo Motos. Aunque lo más emotivo es que Pablo Díaz ha probado con el propio violín su cualidad en directo con los temas elegidos por DJ Valdi.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente