La nueva locura de Tom Cruise: saltó 106 veces en paracaídas y no se mató de milagro

Valeria Martínez

Tom Cruise ya nos tiene acostumbrados a sus escenas de riesgo infartantes con cada secuela de Misión Imposible. Y Fallout no iba a ser la excepción.

Después de colgarse del Burj Khalifa y de un avión en pleno despegue, ahora ha saltado en paracaídas… ¡106 veces y no se mató de milagro!

La nueva locura de Tom Cruise: saltó 106 veces en paracaídas y no se mató de milagro
La nueva locura de Tom Cruise: saltó 106 veces en paracaídas y no se mató de milagro

Así lo reveló el actor de 55 años durante el panel de CinemaCon de Paramount Pictures, dejándonos boquiabiertos con su nueva locura. Acompañado por sus compañeros Henry Cavill, Simon Pegg, Angela Bassett y el director Christopher McQuarrie, Tom compartió con el público los detalles de la caída libre que interpretó para Misión: Imposible – Fallout, revelando que “cada toma fue como correr un sprint de 800 metros“.

Hicimos 106 tomas” confesó sobre esta escena de tres minutos de duración. La secuencia en cuestión transcurre sobre París al atardecer, cuando Ethan Hunt y el agente de la CIA August Walker (Henry Cavill), caen en paracaídas desde 7.600 metros en una tormenta eléctrica y son alcanzados por un rayo que deja inconsciente a Walker, lo que obliga a Hunt a atrapar y revivir a Walker antes de que caigan al suelo.

Tom Cruise hablando de la escena en la CinemaCon de Las Vegas (Imagen cortesía de Paramount Pictures)
Tom Cruise hablando de la escena en la CinemaCon de Las Vegas (Imagen cortesía de Paramount Pictures)

Era una escena, en teoría, imposible; pero ya sabemos que nada es imposible para el rey de la acción. Tom quería hacer un salto militar de caída libre conocido como HALO, y mantenerse en picado para conseguir tomas cada vez más cercanas al suelo. Y con Hanry Cavill saltando con él e interprando una escena de socorrismo en el aire. El de verdad y no un doble. Vamos, una locura.

El director y su protagonista explicaron que para obtener la toma correcta, Tom debía posicionarse a un metro de la cámara en el aire mientras caía a 200mph. Si estaba a un metro de distancia estaba fuera de foco. Debía ser exacto. A su vez, el camarógrafo que saltaba delante de él (y de espaldas) llevaba un equipo personalizado conectado a su cabeza, sin poder ver lo que estaba grabando y enfocando “por instinto”.

McQuarrie y Cruise diseñaron la forma de realizar el salto de forma que pudieran conseguir las tomas y planos necesarios; pero para conseguirlo, el actor tuvo que saltar 106 veces. El resultado fueron tres tomas “utilizables” que, según los presentes en el evento, son “extremadamente intensas”.

Tom y Henry Cavill en Las Vegas (Imagen cortesía de Paramount Pictures)
Tom y Henry Cavill en Las Vegas (Imagen cortesía de Paramount Pictures)

Parecía imposible pero, una vez más, lo lograron y el resultado parece que fue asombroso. Pero, si algo hubiera salido mal, podría haber sido fatal para Tom Cruise. El hecho de que hayan sido capaces de lograrlo es absolutamente increíble.

Y es más; Tom también aprendió a pilotar helicópteros en tiempo récord para filmar una secuencia de persecución en el aire con él solito al mando del aparato. Y tenemos el video:


Misión: Imposible – Fallout llega a los cines de EEUU y Latinoamérica el 26 de julio; y el 3 de agosto a España.

Para seguir leyendo:
Talento puro: 15 actores de éxito que nunca tomaron clases de actuación
Henry Cavill le rinde homenaje a su bigote ¡afeitándolo!
Tom Cruise y John Travolta, enemistados por los celos dentro de la Cienciología