La mansión encantada de Nicolas Cage tendrá su propia franquicia

Sí, has leído bien. La residencia de Nueva Orleans (Luisiana) que Nicolas Cage adquirió en 2007 y vendió en 2009 será el centro de una nueva franquicia de terror desarrollada por los hermanos Chad y Carey Hayes, guionistas de las dos primeras entregas de la saga Expediente Warren / El conjuro (The Conjuring).

La mansión LaLaurie, propiedad de Nicolas Cage entre 2007 y 2009, será el centro de la nueva franquicia de terror de los guionistas de Expediente Warren / El conjuro. (Imagen: Reading Tom - CC BY 2.0 / © RLJE Films)

Y es que el terror basado en hechos reales vuelve a estar de moda, y nada más real que la mansión LaLaurie, uno de los lugares más enigmáticos e inquietantes de EEUU –que, por desgracia para los fans de lo paranormal, lleva casi un siglo cerrada al público.

Según cuenta la leyenda, la propietaria de esta casa, Madame Delphine LaLaurie –apodada “La Loca”– perdió la cordura tras ser abandonada por su tercer marido. La mansión de esta acaudalada propietaria de esclavos sufrió un incendio catastrófico en 1834, lo cual destruyó parte de la fachada y reveló una escena terrorífica: esclavos y esclavas encadenados en sus dependencias.

Para hacernos una idea de lo que habría tenido lugar dentro, se dice que una de estas esclavas llevaba un collar de hierro alrededor del cuello; otro de ellos tenía una herida profunda en la cabeza; algunos sufrían incluso mutilaciones, y en general todos parecían demacrados y mostraban diversos signos de tortura. Se ha llegado a contar que una esclava de 12 de años murió al precipitarse desde el tejado en su intento por huir de los latigazos de LaLaurie…

Durante el incendio, la fachada quedó rápidamente reducida a cenizas mientras los vecinos oían espantados el horror que provenía de adentro y acudían a tratar de salvar a las víctimas. Cuando se descubrió lo que LaLaurie había estado haciendo con sus sirvientes, la casa fue demolida por una masa enfurecida. Hoy, su exterior reformado es una visita obligada para los numerosos tours fantasmales que se ofertan en Nueva Orleans (y para amantes del morbo en general, suponemos).

Chad y Carey Hayes, guionistas de las dos primeras entregas de la saga The Conjuring, están más que versados en la temática de casas encantadas. (Imagen: © 2012 Warner Bros. Entertainment Inc. All rights reserved)

Famoso por su devoción del ocultismo y lo paranormal –y excéntrico donde los haya–, Nicolas Cage compró la propiedad en 2007 por unos 3,1 millones de euros (3,4 millones de dólares), pero en 2009 tuvo que malvenderla por apenas 2 millones de euros (2,3 millones de dólares) debido a sus deudas financieras –y quizá intimidado por las “presencias” que, se dice, infestan la mansión desde su incendio.

Lo cierto es que, con el aval de haber dado a luz a la franquicia de The Conjuring (que, si contamos sus spin-offs de Annabelle, La monja o La Llorona, habría recaudado más de 1726 millones de euros / 1919 millones de dólares en todo el mundo), los hermanos Hayes parecen una apuesta segura para defender este proyecto de un universo/franquicia sobre lo paranormal… ¡aunque no deje de extrañarnos la idea de una saga sobre una casa!

Nos encanta escribir películas en las que podamos contar historias reales –incorporando momentos que la gente puede investigar y descubrir que sucedieron de verdad. Con la casa LaLaurie sucedió exactamente eso. Hay abundante documentación sobre oscuros y terroríficos sucesos reales del pasado. Por no mencionar que, tras pasar cierto tiempo allí, lo que experimentamos personalmente fue muy inquietante”, han declarado los Hayes.

Aunque por el momento la información es escasa, gracias a Collider sabemos que la franquicia en cuestión constará de varias películas en torno a la terrorífica historia de la casa, abarcando dos siglos de la historia de EEUU…

Para seguir leyendo:

Ver para creer: Cara a cara, la película que solo podía funcionar en los 90, tendrá remake

Nicolas Cage se sincera: cobras, dinosaurios, mitología y su influencia en Johnny Depp